Acuerdo del PJ y el Frente Cívico para flexibilizar la reforma constitucional

Acuerdo del PJ y el Frente Cívico para flexibilizar la reforma constitucional
Reformularán el artículo 221 para que baste la mitad más uno de los votantes cuando se hagan cambios. Aplicarán límites a la reelección de los intendentes. El PD volvió a oponerse.
El Gobierno y el Frente Cívico Federal concretaron ayer el acuerdo que se comenzó a pergeñar después de las elecciones y que tuvo varias idas y vueltas con dos objetivos concretos. Por un lado, que el Ejecutivo promulgue la reforma del artículo 198 de la Constitución que limita la reelección de los intendentes y, por el otro, que la oposición acceda a cambiar la interpretación del artículo 221 que es el que fija las mayorías necesarias para introducir cambios.

Por este motivo, los principales referentes del oficialismo y de las agrupaciones que integran el Frente se reunieron en la Legislatura y rubricaron lo que desde hace algo más de dos meses (tal como anticipó este diario) venían conversando. El gran ausente fue el Partido Demócrata que históricamente se ha opuesto a las reformas de la Constitución. Aunque esta vez algunos estuvieron algo perdidos en el encuentro (ver aparte).

Así, el martes que viene se tratará en el Senado la enmienda del mencionado punto que reemplaza la exigencia de que la mitad más uno de los electores se pronuncien a favor de la convocatoria a una Convención Constituyente; la idea es que sólo deba pronunciarse en ese sentido la mitad más uno de los votantes.

El ejemplo más cercano de lo que implica este cambio es la votación para poner límites a la reelección de los intendentes, que se hizo junto con la legislativa el 28 de junio. Esa vez, el 60% de quienes concurrieron a sufragar (unos 550.000 mendocinos) se expresaron a favor, pero el Gobierno ha dudado hasta ahora en promulgar tal cambio porque en realidad representan 47% de los empadronados.

Por eso, para promulgar el 198 y abrir la posibilidad de una reforma que se someta a consideración en 2011, los principales partidos provinciales se tomaron respiro de sus peleas políticas por un momento.

Con la presencia del ministro de Gobierno, Mario Adaro;el presidente de Confe, Juan Carlos Jaliff; el vicegobernador, Cristian Racconto; el presidente de la Cámara de Diputados, Jorge Tanús; el interventor de la UCR, Carlos Le Donne; Néstor Piedrafita en representación del ARI y la mayoría de los legisladores provinciales se acordó avalar la modificación.

"Desde que terminaron las elecciones, veníamos hablando con el Gobernador la posibilidad de que el Ejecutivo promulgara el cambio del 198", contó Jaliff. Al parecer, Celso Jaque dio el visto bueno pero pidió a la Legislatura un gesto simultáneo y modificara la interpretación del artículo 221.

El objetivo sería, en el futuro, abrir el juego para plantear reformas en otros artículos de la Constitución de Mendoza, sancionada en 1916. En este sentido, existe un proyecto del radical Mauricio Suárez y otro del justicialista Guillermo Carmona, actual secretario de Ambiente.

"Para nosotros esto es un Pacto de Olivos a la mendocina", fustigó el diputado demócrata Roberto Pradines. El PD piensa que radicales y peronistas pretenden modificar la Carta Magna para ajustarla a sus propios intereses, como sucedió a nivel nacional hace quince años.

"La reelección del gobernador y la modificación de los instrumentos de control son dos de los puntos que quieren flexibilizar", apuntó el diputado quien concedió la necesidad de cambios puntuales del texto.

En este sentido, Adaro respetó la postura tradicional de los demócratas, mientras que Jaliff los llamó a participar debido a que "nadie pretende una reforma integral" sino que se habla de -más adelante- reformular varios puntos específicos. Algo similar a lo que sucedió en 2001 y que el PD terminó apoyando. Con este acuerdo, se pretende trabajar junto a las organizaciones civiles para comenzar a aplicar los cambios en 2012.

Los límites a la reelección de los intendentes a una sola vez -una iniciativa del cobismo cuando era gobierno y que fue sometida a consideración de los habitantes en las pasadas elecciones- comenzaría a regir a partir de 2011.

Es decir que las personas que sean elegidas para comandar las comunas, podrán acceder a un segundo mandato en 2015, pero ya no podrán presentarse en 2019. En tanto que quienes hoy ejercen la intendencia, sin importar cuántos mandatos llevan, podrán presentarse en 2011 y también en 2015 para ser reelegidos pues el límite comenzaría a correr después de la próxima elección y no se tendrá en cuenta lo sucedido con anterioridad.

Comentá la nota