Acuerdo entre el municipio y los trabajadores municipales

Después de tres semanas de negociaciones, el conflicto desatado entre el gobierno y los trabajadores municipales alcanzó un principio de acuerdo.
Ayer terminó la conciliación obligatoria dictada por el Ministerio de Trabajo el martes 26 de mayo. La gestión encabezada por la intendenta Graciela Rosso aceptó otorgar un incremento salarial del 10%, además de 200 pesos no remunerativos hasta tanto sea aprobado el nuevo presupuesto.

Desde la intervención del Ministerio tuvieron lugar varios encuentros, pero el tema salarial permaneció como un punto de desencuentro entre las partes. En el transcurso de las negociaciones, el Departamento Ejecutivo intentó algunas ofertas que los gremios consideraron insuficientes.

A principios de este mes, el gobierno otorgó 200 pesos no remunerativos que se sumarán al aguinaldo (Sueldo Anual Complementario), suma que fue aceptada tanto por el Sindicato de Trabajadores Municipales como por la Asociación de Trabajadores del Estado (ATE).

Pero en lo referido a cifras que incidan en el sueldo básico de los trabajadores, la gestión de Graciela Rosso no terminaba de conformar a las entidades gremiales.

El Ejecutivo planteó un aumento del 15%, monto que recién iba a entrar en vigencia una vez aprobado el nuevo presupuesto, condición que generó el rechazo de los sindicatos.

De cualquier manera, en la mañana de ayer las expectativas de los trabajadores municipales eran muy buenas. Tal como finalmente ocurrió, algunos trascendidos indicaban que el gobierno iba a aceptar la oferta acercada por los gremios en una reunión anterior.

Al cierre de esta edición, las partes intentaban ponerse de acuerdo sobre la retroactividad del ofrecimiento: los gremios pretendían que el gobierno cubriera ese monto desde abril, cuando comenzó el conflicto.

A pesar de esa diferencia, el acuerdo alcanzado echa por tierra, al menos en el corto plazo, la posibilidad de una nueva medida de fuerza a escasos días de las elecciones legislativas.

Adelanto

Durante el acto de inauguración de un centro de monitores realizado en la mañana de ayer , la intendenta Rosso dedicó un párrafo de su discurso al conflicto que su gobierno mantiene con los trabajadores municipales: "Estamos en conciliación obligatoria y hoy (por ayer) seguramente se va a resolver el conflicto laboral, que tiene que ver con un ‘pedidito’ de un aumento salarial un poquito excesivo. Pero lo vamos a arreglar".

Comentá la nota