Acuerdo entre General Motors y Smata

La automotriz General Motors y el Sindicato de Mecánicos y Afines (Smata) acordaron ayer que se “mantendrá el total de la dotación de personal sin recurrir a despido alguno”, según informó el Ministerio de Trabajo.
El convenio se suscribió ayer, tras más de dos meses de conflicto por la decisión de la automotriz con asiento en las cercanías de la ciudad de Rosario de despedir a 435 operarios. Desde entonces, se sucedieron distintas reuniones a nivel provincial y nacional para intentar que la compañía diera marcha atrás a su intento por reducir la dotación, la que había enmarcado en la crisis internacional y su impacto en la venta de autos en el Mercosur.

El mismo día en que vencía la conciliación obligatoria, dictada y prorrogada en varias oportunidades por la cartera que dirige Carlos Tomada, la empresa se comprometió a mantener la dotación de 2.400 trabajadores de la planta permanente hasta el 31 de diciembre de 2009, así como 120 contratos a plazo fijo hasta el 30 de junio próximo.

En esa categoría se engloban a los operarios con contratos vencidos en medio del conflicto, y de aquellos que estaban por vencer. No obstante, la mayoría de esos contratados ingresará al esquema de suspensiones, con pagos decrecientes de sus salarios según la cantidad de meses que estén en esa situación.

El secretario general de Smata-Santa Fe, Marcelo Barros, dijo a DyN que, con el acuerdo, se reanudarán el lunes todas las actividades en la planta fabril de Alvear.

Comentá la nota