Acuerdo entre Cobos y la UCR para octubre

Acuerdo entre Cobos y la UCR para octubre
Ya hay una alianza en Mendoza y avanzan
Después de meses de negociaciones, la UCR y el vicepresidente Julio Cobos acordaron ayer que se presentarán juntos en Mendoza en las próximas elecciones, como primer paso para acordar listas unificadas en todo el país.

El acuerdo en la provincia del vicepresidente es el puntapié inicial para que Cobos y el radicalismo confluyan en el tramado electoral que la UCR construye con la Coaliación Cívica, de Elisa Carrió, y el socialismo.

"Se tomó la decisión de presentarnos juntos en Mendoza en estos comicios y coordinar en el resto del país. Empezamos el diálogo para eso", explicó a LA NACION el presidente de la UCR, Gerardo Morales.

El reencuentro entre Cobos y la UCR, uno de los más anunciados y dilatados de los últimos meses, se produjo en el Senado, en una reu- nión en la que estuvieron Morales, Cobos y el senador Ernesto Sanz (Mendoza), el artífice de la cita.

"Empezamos a trabajar juntos para la unidad del radicalismo en todo el país", dijo ayer Morales cuando salió de la reunión, pero aclaró que hablaba de listas comunes, no de la vuelta formal de Cobos a la UCR. El vicepresidente fue expulsado de por vida cuando se alió al kirchnerismo y el tema no se tocó en la reunión, pero se da por hecho que el partido levantará la sanción después de octubre.

Ya encontraron la fórmula para eso: la UCR mendocina deberá pedir a los órganos de disciplina del partido que levanten la expulsión.

Mientras tanto, el acuerdo entre radicales y cobistas en Mendoza estará más cerca de la fórmula de alianzas de partido a partido que pedían los hombres del vicepresidente. Será un frente común entre la UCR y Consenso Federal (Confe), el partido que Cobos creó cuando se peleó con la Casa Rosada, después de su rechazo a las retenciones móviles al agro en el Senado. "Ya expresamos la voluntad política de ir juntos en estas elecciones. Ahora falta encontrar la herramienta jurídico electoral", dijo anoche a LA NACION Sanz, gestor del acuerdo y candidato a senador por Mendoza por ese grupo.

Ahora, como una llave mágica, todos analizan que el acuerdo en la tierra del vicepresidente abrirá las puertas para que los cobistas se sumen al armado UCR-CC-socialismo en el resto del país.

Tanto Carrió como los socialistas estaban advertidos de la intención de la UCR de sumar a Cobos, y ya ninguno disparaba artillería gruesa contra el vicepresidente. Sin embargo, todos esperaban una reincorporación lisa y llana a las filas del radicalismo, en lugar de reconocerle entidad y margen de maniobra al Confe.

"Revisamos provincia por provincia y hay voluntad para ir juntos en todos los distritos", contó uno de los presentes en el encuentro de ayer. Después de hablar del campo, un tema que los preocupa por igual, Cobos, Sanz y Morales analizaron la situación de las provincias donde será más fácil armar listas juntos. Y también las más difíciles.

Discutida

En ese ítem, Corrientes se queda con el primer lugar, y seguramente será imposible el acuerdo. En esa provincia la UCR está partida al medio. Una mitad apoya al actual gobernador, Arturo Colombi (cercano a Cobos), y la otra, a su primo y antecesor, Ricardo Colombi, candidato elegido por la UCR para octubre.

En los demás distritos es posible el diálogo, aunque seguramente no en todos termine en listas conjuntas.

Un lugar clave es la provincia de Buenos Aires, donde Cobos tiene el apoyo de algunos intendentes y la simpatía de varios dirigentes.

Por eso llamó la atención que ayer mismo, por la mañana, Cobos instruyera a su tropa a tender puentes con el peronista disidente Felipe Solá, a quien la UCR esquiva.

En la primera reunión política del año con los suyos, Cobos designó al intendente Mario Meoni (Junín) como su interlocutor válido en Buenos Aires. El diputado Daniel Katz negociará por el vicepresidente en el resto del país.

"Una de las primeras cosas que vamos a hacer es iniciar conversaciones con Solá", contó a LA NACION Meoni al salir del Senado. Sin embargo, se apuró a aclarar que la prioridad en las negociaciones sigue siendo la coalición opositora que arma la UCR.

Fuentes cercanas a Cobos señalaron que el vicepresidente sigue creyendo que si Néstor Kirchner fuera candidato por la provincia, toda la oposición debería estar unida "para ganarle sí o sí". Por eso no le cierra la puerta al diálogo con peronistas disidentes como Solá.

Otros, en cambio, especulaban con que era un mensaje para la candidata bonaerense de la CC y la UCR, Margarita Stolbizer, para presionarla por mejores lugares en su lista para el cobismo.

Comentá la nota