Sin acuerdo y con más enojo en el conflicto municipal

El gobierno de Farizano pidió extender la tregua hasta después del jueves, para acudir primero a una reunión convocada por el gobernador Sapag. Los dirigentes sindicales se retiraron enojados.
Apenas unos minutos duró el encuentro entre el gremio municipal SITRAMUNE y los representantes del gobierno comunal de la capital neuquina.

Fue poco el tiempo que demandó al gobierno anunciar que solicitaba un cuarto intermedio en la negociación, para después del jueves de esta semana; y a los conducidos por Santiago Baudino decir que esto le parecía una tomada de pelo.

Los sindicalistas se retiraron enojados. “Esperábamos una propuesta concreta, después de la tregua de todos estos días. Si sabían que no podían darnos una respuesta ahora, para qué hicieron la reunión”, comentó Baudino.

El gobierno municipal pidió 48 horas más de tregua, para acudir primero a la reunión convocada por el gobernador Jorge Sapag, quien citó a los intendentes de la provincia para el jueves, con el fin de analizar y considerar la situación financiera de la provincia, y en ese contexto, la crítica situación de los municipios.

Antes, Baudino había salido al cruce de acusaciones políticas recibidas por el sindicato. Es que para algunos funcionarios municipales, el impulso al conflicto municipal viene de la interna del MPN, y más particularmente, desde el sobischismo.

“Sobisch no tiene el gusto de conocerme”, dijo Baudino, negando de plano la ingerencia del partido provincial en el conflicto que, por una demanda salarial, volverá a ser analizado ahora por una asamblea que convocará nuevamente el sindicato.

Comentá la nota