Acuerdo más cerca: darían a Negri silla nacional

Sería delegado al Comité de calle Alsina junto a Aguad y Becerra. Igual, pide más. Bruno, presidente provincial.
Mientras la negociación política avanza en dirección a un acuerdo de lista única entre todos los núcleos partidarios, el juez federal Ricardo Bustos Fierro puso un nuevo condimento a la salsa radical al declarar ayer, a pedido del negrismo, la nulidad de la reciente decisión de la Mesa del Congreso que, inspirada por el panmestrismo, había permitido rectificar las nóminas oficializadas.

La resolución de la Mesa y la protesta negrista son, ambas, armas para negociar. El permiso para unir dos listas ya presentadas, e incluso para incorporar nuevos candidatos, sin participación de las otras dos, fue una idea del panmestrismo (Ramón Mestre, Miguel Nicolás y Oscar Aguad), con el propósito de sumar fuerzas y atemorizar a sus rivales negristas y becerristas. El contraataque, vía judicial, coloca otra vez a Alternativa y Renovación, el grupo que capitanea Mario Negri (y también a Identidad Radical, de Carlos Becerra), en la posición de ser satisfecho en sus demandas para evitar una interna que, más allá de los cacareos, nadie quiere.

El 14 de abril pasado, el Congreso congeló las cuatro listas presentadas para competir el 6 de setiembre. Así, los candidatos a presidente del Comité Provincia sólo podrían ser Carlos Felpeto (Fuerza Renovadora, nicolacismo), Luis Brouwer de Koning (Confluencia, mestrismo y aguadismo), Dante Rossi (Identidad Radical, becerrismo) y Heriberto Martínez (negrismo y angelocismo). Pero, tras el exitoso 28 de junio, el panmestrismo logró congeniar para bajar a Felpeto y a Luis Brouwer de Koning, y para ungir en su lugar a Anselmo Bruno. Falta, sin embargo, que los otros grupos estén de acuerdo con ellos en el reparto de cargos para que no haya interna. Y en ese tablero se explican los recientes movimientos de la Mesa y del negrismo.

Bustos Fierro recordó en su fallo de ayer aquella resolución del Congreso de abril: "Se advierte entonces que el Congreso Provincial de la Unión Cívica Radical, máxima autoridad partidaria, decidió en reunión plenaria, por un lado, la postergación de las elecciones partidarias, y por otro, que debían respetarse las etapas del cronograma electoral ya cumplidas, quedando expresamente incluida, y con ello cerrada, la etapa de la presentación de listas".

Luego apuntó que, según el inciso c del artículo 23 de la Carta Orgánica, "la Mesa Ejecutiva del Congreso Provincial tiene el deber de cumplir y hacer cumplir las resoluciones dictadas por el Plenario y carece de facultades para modificarlas". Además, sostuvo que en el acta "no surgen invocadas las causales de necesidad o de urgencia".

El acuerdo avanza

Pese a este traspié en la relación panmestrismo-negrismo, el diálogo entre las partes avanzó en las últimas horas. Según trascendió, Negri obtendría la delegación al Comité Nacional que tanto pretende para jugarse unas fichas a la presidencia. Los otros delegados serían Oscar Aguad, Carlos Becerra y una mujer (un problema el cupo, como siempre).

Bruno quedaría como presidente del Comité Provincia y el mestrista Javier Bee Sellares como jefe del Comité Capital. Resta repartir un segundo paquete: las vicepresidencias, el presidente del Congreso Provincial y el convencional nacional. Y también, un tercer paquete: los secretarios del Comité Provincia. En todos los casos, el negrismo propone que el reparto sea en cuatro partes iguales para las listas oficializadas, lo que no le cierra al panmestrismo.

Comentá la nota