El acuerdo por las bases de EEUU en Colombia se cerraría el fin de semana

La negociación entre Bogotá y Washington para permitir que tropas estadounidenses hagan uso de siete bases militares colombianas podría cerrarse este fin de semana, anunció el comandante de las Fuerzas Militares colombianas, Freddy Padilla.
"Si Dios nos ayuda, este fin de semana estará todo acordado", señaló el oficial tras anunciar el viaje a Washington de una comisión colombiana que debe ultimar los detalles de la negociación.

La negociación ha generado reclamos de varios gobiernos de la región, encabezados por el presidente venezolano Hugo Chávez quien advirtió el lunes en Quito que la presencia de tropas estadounidenses en bases colombianas alienta "los vientos de guerra" que, dijo, soplan en América Latina.

Chávez, quien "congeló" las relaciones diplomáticas con Colombia, aunque su embajador regresó a Bogotá, no consiguió una condena a esa negociación en la cumbre de la Unión de Naciones Suramericanas (Unasur), que sin embargo convocó a una reunión extraordinaria para tratar el tema en septiembre en Buenos Aires.

Bogotá defiende el acuerdo como un "asunto interno" y ha descartado que su cooperación con Estados Unidos sea una amenaza para otros países.

Padilla dijo que la comisión que partió hacia Estados Unidos está conformada por representantes de los ministerios colombianos de Interior y Justicia, Defensa y Relaciones Exteriores.

El general hizo la declaración en el marco de una visita de un grupo de congresistas a la base militar de Palanquero, 180 km al oeste de Bogotá, una de las siete instalaciones militares que Colombia pondrá a disposición de tropas estadounidenses.

Ante los legisladores, Padilla subrayó que las operaciones que se llevarán a cabo no deben preocupar a otros gobiernos de la región y por el contrario contribuirán a la búsqueda de un propósito común "como es la eliminación de las amenazas que crea el narcotráfico".

"No se trata de ceder bases: la bandera y la soberanía en esas instalaciones seguirá siendo colombiana, los comandantes serán colombianos y las operaciones que se realizarán corresponden a los intereses de Colombia" de combatir al narcotráfico y al terrorismo, manifestó el oficial.

Padilla dijo que los términos de la negociación ya fueron acordados "en casi un 99%" y que contemplan la inversión de 46 millones de dólares en obras de adecuación de la base de Palanquero.

"Una vez se concluya la negociación, lo que queda es un trámite administrativo" para poner en marcha el acuerdo, agregó el comandante militar.

Mediante ese acuerdo, aviones y embarcaciones estadounidenses usarán las bases aéreas de Palanquero (centro), Apiay (este) y Malambo (Caribe, norte); los fuertes del Ejército Tres Esquinas (sur) y Tolemaida (centro), y las bases navales de Cartagena (Caribe, norte) y Bahía Málaga (Pacífico, oeste).

La utilización de estas instalaciones militares permitirá a Estados Unidos mantener las tareas que realizaba el Puesto de Operaciones de Avanzada (FOL, en inglés) antes ubicado en la base ecuatoriana de Manta sobre el Pacífico luego de que el presidente de Ecuador, Rafael Correa, decidiera no prorrogar la permanencia de Estados Unidos en ese lugar.

Comentá la nota