Acuerdo en una autopartista para reincorporar a 33 despedidos

La autopartista Pilkington acordó anoche con el Sindicato de la Industria del Vidrio la reincorporación de 33 operarios despedidos y la promesa de que no habrá nuevos despidos durante los próximos doce meses. Además, otorgó una suma no remunerativa de $ 260 entre abril y julio, y un aumento salarial de 10% a partir de agosto.
El acuerdo de paz social, que se firmó en el Ministerio de Trabajo, destrabó un potencial cuadro de desabastecimiento dentro de la industria automotriz, ya que Pilkington es la única fabricante local de parabrisas. El resto se importa desde Brasil.

Todos esos elementos fueron tomados en cuenta en la negociación, según relataron fuentes del Gobierno: "Nos encontrábamos frente a un conflicto que era puramente gremial, no estaba originado a partir de la caída de la producción, como ocurre en otros casos. Pero existía el riesgo de que ese conflicto derivara en otro tipo de situación, generada a partir de la crsisis internacional".

En ese sentido, las fuentes oficiales apuntaron a la decisión de abandonar la Argentina de las autopartistas Mahle y Autoliv, anunciadas en los últimos días. El titular de Trabajo, Carlos Tomada, y su colega de Producción, Débora Giorgi, están buscando compradores para esas dos fábricas, como antes lo habían hecho con la láctea Innovatech.

En el caso de Pilkington, las fuentes oficiales sugirieron que se logró evitar otro caso de salida de una empresa extranjera del país. "Estamos hablando de una multinacional con fábricas en 39 países, de los cuales la producción generada en la Argentina representa un porcentaje muy bajo". Y agregaron que fue crucial para destrabar el conflicto la presencia del responsable de la empresa a nivel regional. "Lo hicimos venir a Aguinaldo Balata desde Brasil. Eso ayudó mucho", dijeron.

Comentá la nota