Sin acuerdo, los autoconvocados vuelven hoy a la plaza

Ayer, los médicos del hospital de Niños atendieron a sus pequeños pacientes en las veredas mientras avanzaban en los preparativos para un nueva marcha a la plaza Independencia. Para Pablo Yedlin, ministro de Salud Pública, la mayoría de los profesionales quiere terminar con las medidas de fuerza.
Mientras los autoconvocados de la salud del Hospital de Niños atendían a sus pequeños pacientes afuera de los consultorios, dos de las principales figuras del Poder Ejecutivo, los ministros Pablo Yedlin (Salud Pública) y Edmundo Jiménez (Gobierno y Justicia), ratificaban la postura oficial respecto de los reclamos de los agentes estatales. "Nosotros ya hicimos una oferta y no es posible que haya otra", es la postura oficial, que tiene al gobernador José Alperovich como uno de sus principales voceros.

En este clima, en el cual los buenos oficios de monseñor Luis Villalaba no fueron suficientes para destrabar el conflicto, hoy los autoconvocados marcharán nuevamente a las 11.00 a la plaza Independencia y esperan una respuesta masiva (como no ocurrió el miércoles pasado). Aseguran que encontraron un motivo más para alentar la presencia de profesionales médicos, sicólogos, bioquímicos, técnicos, enfermeros y personal auxiliar, las desafortunadas palabras de la diputada nacional Beatriz Rojkés de Alperovich del sábado pasado durante un acto partidario por el 17 de Octubre.

"Nos hacen paros jóvenes que entraron en nuestra gestión. Realmente, creo que el error ha sido no trabajar solamente con la gente de nuestro partido, que sabe lo que es la lealtad, que sabe lo que es el compromiso, el esfuerzo que estamos haciendo desde nuestro Gobierno para poder seguir pagando sueldos", expresó ese día la esposa del gobernador. Los autoconvocados le recordaron que también, durante su gestión, dos personas de su familia ingresaron en planta permanente del personal del Hospital Padilla, cuando otros profesionales llevan años de espera.

Un discurso equivocado en el momento menos adecuado, lo único que faltaba para caldear los ánimos. Los autoconvocados, además, están trabajando para realizar el viernes una marcha de antorchas, en la cual esperan sumar a miles de personas que habitualmente no concurren a las manifestaciones de los viernes. Seguramente se plegarán partidos políticos y movimientos sociales.

Hoy también se repetirán los cortes de calles, avenidas y rutas, que en realidad tienen carácter de simbólicos y se realizan para entregar folletos en los cuales se detallan los motivos por los cuales se prolonga el conflicto, que mantiene paralizada la atención en los consultorios de los centros asistenciales y demoradas decenas de cirugías programadas.

A todo esto, el ministro Yedlin aseguró que el Gobierno sí mejoró la oferta que le realizó a los autoconvocados y destacó que la misma es muy clara: "el piso es el 10 por ciento de aumento en la base de cálculo, además de 200 pesos extras por responsabilidad profesional. También se ofreció el pase a planta permanente de 1.500 agentes, la negociación del 82 por ciento móvil, y la propuesta de un trabajo, a conciencia, para un sistema de incentivo a través de un método de recupero de fondos. Esa es la propuesta estatal, esperamos que alcance para resolver el conflicto", afirmó ayer desde Yerba Buena, donde dejó inaugurada una nueva sala en el Centro Ramón Carillo.

Según el funcionario, la protesta comienza a desgastarse (táctica que se adoptó desde la Casa de Gobierno desde que se desató la crisis) y expresó que un grupo de médicos autoconvocados pretende volver al trabajo y se debe respetar tal decisión. "Cada vez hay más médicos que quieren volver a trabajar y estamos pidiendo que lo hagan", disparó el funcionario, al mismo tiempo que "hay un grupo que no, que siguen en el reclamo", que se inició hace 12 semanas.

Estas diferencias de criterios, que advierte el Estado provincial, entre los profesionales y empleados autoconvocados, deberían ser respetadas por aquellos médicos que procuran continuar con el reclamo salarial y laboral. "Cada vez hay mas médicos que nos piden, que quieren volver a trabajar, así que instamos a todas las partes para que, se respete el derecho de aquellos que quieren trabajar, para que puedan hacerlo", insistió Yedlin.

Comentá la nota