Acuerdan la implementación de políticas sociales en Dolores

Daniel Arroyo, ministro de Desarrollo Social de la provincia de Buenos Aires, visitó Dolores, donde entregó subsidios para la construcción de las viviendas que el Municipio otorgó a trabajadores municipales el año pasado, se reunió con beneficiarios para explicar detalles de la tarjeta del SAF (Servicio Alimentario Familiar), que funcionará en esta ciudad a partir de las próximas semanas y, finalmente inauguró un Centro de Recepción para menores en conflicto por la ley penal, ubicado junto al predio de la Coca Cola.
Durante el acto realizado en el Salón Blanco de la Municipalidad, el intendente de Dolores, Camilo Etchevarren, agradeció al gobernador Daniel Scioli y al ministro Arroyo, indicando que "es muy bueno en estos tiempos de necesidad tener esta comunidad con el gobierno de la provincia, para trabajar juntos para solucionar los problemas de la gente", puesto que "las necesidades se están acrecentando en estos tiempos".

Arroyo habló de la importancia del convenio, por lo que destacó al intendente Etchevarren "por un trabajo muy fuerte que ha hecho él en La Plata por todo lo que tiene que ver con la construcción de viviendas". Señaló que en 30 días a partir de la fecha de la firma del convenio, se transferirá un fondo para viviendas de más de 300 mil pesos. Señaló que "muy claramente ha habido un trabajo fuerte del gobierno municipal".

En segundo lugar explicó ante la concurrencia el funcionamiento de la tarjeta SAF, una tarjeta de débito por 100 pesos que reemplazará a los bolsones alimentarios.

Arroyo habló de cambios en las políticas alimentarias, al reemplazar los bolsones de alimentos por tarjetas de débito del Banco Provincia. Está destinada a madres con hijos menores. En Dolores se beneficiarán 178 madres con menos de 6 años y 400 en total.

"Esto le permite ir a comprar los alimentos que quiere, cuándo quiere y dónde quiere", con la sola restricción de bebidas alcohólicas, explicó el funcionario.

La tarjeta se recarga el tercer viernes de cada mes, sin realizar ningún trámite anexo. "Nadie le tiene que decir a una mamá qué es lo que tiene que comprar", señaló Arroyo.

"Este es un cambio fuerte", indicó. Dijo que también que hay, a través del Banco Provincia, una serie de facilidades para los comerciantes que deseen sumarse al sistema y deban adquirir su postnet.

Al explicar las razones de estas modificaciones, Arroyo dijo que "confiamos en las madres, porque la que sabe qué tienen que consumir sus hijos es la mamá. Apostamos a que no haya un ministro en La Plata que le diga qué tiene que comer".

También dijo que "apostamos a ayudar a la economía local. En lugar de hacer una compra centralizada, cada madre va a comprar a la vuelta o en la esquina. Es una forma de movilizar la economía de cada barrio. Creemos que si al comerciante le va bien, le va a ir mejor al barrio, porque va a haber algún chico que va a ir de ayudante, va a movilizar al barrio".

Hoy hay 580 mil mamás que ya tienen la tarjeta, dijo Arroyo, puesto que el mecanismo comenzó a implementarse en municipios con más de 100 mil habitantes. Las compras más habituales en orden son: carne, verdura, lácteos, galletitas dulces y yerba.

En Dolores comenzará a regir en marzo para madres con niños menores de 6 años y en abril, para los demás. Se les exigirá la presentación de la libreta sanitaria con las constancias de vacunación y el certificado de escolaridad. Reconoció que "esto no resuelve el problema de la pobreza, pero ayuda a mejorar". Señaló además que "apuntamos a que haya charlas periódicas para discutir qué alimentos convienen y cuáles no".

"En la provincia de Buenos Aires tenemos el problema de que la mayoría de las madres creen que los chicos tienen que consumir lácteos hasta los dos años y no es así", dijo el ministro al señalar las cuestiones que también se busca revertir con el programa.

Banco de materiales

En la misma oportunidad, se firmó el convenio a partir del cual se implementará el Programa Banco de Materiales para el mejoramiento habitacional, que está destinado a la atención de situaciones de emergencia habitacional, mejorando las condiciones de habitabilidad de las familias afectadas. De acuerdo con el convenio, el Ministerio de Desarrollo Social se compromete a brindar asistencia financiera y técnica para la implementación del programa. De esta manera se proveerá asistencia financiera en forma de subsidios; asistencia técnica a través de personal del área de emergencia habitacional del Ministerio y suministro de mano de obra a través de beneficiarios del Programa Jefes y Jefas de hogar designados por el Municipio, según el caso, para la ejecución de los proyectos presentados.

Comentá la nota