Acuerdan cierre de locales de esparcimiento por diez días

Tras una reunión en el Ministerio de Asuntos Sociales, la medida fue decretada por el Municipio. Rige hasta el 13 de julio el cierre de confiterías bailables, salas de pool, salas de juegos electrónicos, salas de juegos infantiles, peloteros y parques infantiles, bares, cybers, pubs, canto bares, nigth clubs, whiskerías, salones de fiestas, cabarets, y locales destinados a juegos de azar y apuestas, casinos, bingos. Bromatología y Comercio fueron instruidas para verificar su cumplimiento, y de lo contrario, clausurar. Otras restricciones en comercio.
Autoridades municipales anunciaron ayer la medida acordada con el Gobierno provincial, como parte de las medidas de prevención de la gripe A H1N1, consistente en el cierre por el transcurso de 10 días, a partir de las 00.00 de hoy sábado 4 de julio, de los locales de esparcimiento; como también de la reducción del horario de atención y capacidad de otros comercios.

La medida anunciada en conferencia de prensa, que brindaron en el Palacio Municipal el secretario de Gobierno, Ernesto Cruz, y el secretario de Desarrollo Comunitario, Antonio Aguila, fue una decisión adoptada tras una reunión con autoridades del Gobierno provincial, y plasmada en el Decreto 2354/09-.

Cruz y Aguila tomaron parte por la mañana, en el Ministerio de Asuntos Sociales, de una reunión que encabezaron el ministro Matías Mazú; el subsecretario de Salud Pública, doctor Sergio Vukovic, y el jefe de Gabinete, Pablo González, y de la que también participaron representantes de la Cámara de Comercio, Industria y Afines de Río Gallegos y del Sindicato de Empleados de Comercio.

En este marco, el Ejecutivo municipal firmó un decreto por el cual se deja establecido que durante 10 días, a partir de las 00.00 de hoy 4 julio y hasta el lunes 13, no podrán funcionar los siguientes rubros: confiterías bailables, salas de pool, salas de juegos electrónicos, salas de juegos infantiles, peloteros y parques infantiles, bares, cybers, pubs, canto bares, nigth clubs, whiskerías, salones de fiestas, cabarets, y locales destinados a juegos de azar y apuestas, casinos, bingos, etc., ubicados dentro del ejido urbano, y aquellos alcanzados por el convenio de delegación de facultades suscripto por el Ministerio de Gobierno de la provincia de Santa Cruz

Si bien la medida afecta a la actividad económica, apunta a la adhesión del sector comerciante a una responsabilidad social que se está asumiendo en todas las escalas para prevenir la expansión de la enfermedad.

Cruz explicó que esa fue a la conclusión arribada en el marco de la reunión ampliada, "como medida para evitar que la pandemia se siga propagando en la ciudad", al tiempo que especificó que el instrumento legal incluye cláusulas orientativas para el comercio en general.

En este sentido, detalló que para el caso de confiterías, restaurantes, pizzerías, parrillas, locales con servicio de lunch o comidas rápidas y bowling, se exigirá reducir el 30 por ciento de la capacidad de clientes a atender, a efectos de minimizar los riesgos de contacto entre los concurrentes; como así la indicación que establece cerrar sus puertas desde las 00.00 y hasta las 6, además de que tomen medidas de profilaxis para evitar el contagio.

"Para el caso de grandes centro comerciales, entre otras medidas, pedimos que hagan hincapié en la higiene, no sólo en las personas que atienden las cajas, que deben usar barbijo y guantes, sino también en la limpieza de los carritos, que son posibles focos de transmisión de la gripe".

Posteriormente, agregó que la responsabilidad en esta lucha contra la pandemia también incluye a las familias, a las que recomendó: "No asistir masivamente a los supermercados y, en especial, evitar llevar a los más chicos. Asimismo, se recomienda no asistir a reuniones, en especial en espacios cerrados con baja circulación de aire, incluyéndose actividades industriales, comerciales y sociales donde se mantiene contacto interpersonal a poca distancia".

Además, comentó que en el decreto se especifican medidas para los transportes públicos de pasajeros, consistentes en la apertura de las ventanas y la utilización de los elementos correspondientes (como guantes descartables, etc.) por parte de los choferes.

Respecto a los inconvenientes que ocasiona el cierre de los locales, Cruz manifestó: "Nosotros sabemos que esto entraña para los comerciantes un problema económico importante y sabemos que algunos están disconformes, pero no nos queda otra salida si queremos erradicar la enfermedad y evitar su propagación".

"El presidente de la Cámara de Comercio nos acompañó -continuó-, él esta de acuerdo, sabe lo que significa para el comercio en términos de pérdida económica, pero está conciente del trabajo y esfuerzo que se está realizando desde la provincia y el Municipio".

Para finalizar, dijo que también los concejales se informaron sobre la decisión y sobre otras acciones que tomamos desde el Municipio, a través de una reunión mantenida con el secretario Aguila y el secretario de Hacienda, Juan Antonio Fernández, en la que se recabaron otras inquietudes para desarrollar, con vistas a cumplir el objetivo.

Sancionan con clausura

Por su parte, el secretario de Desarrollo Comunitario, Antonio Aguila, informó que las áreas de Inspecciones de Bromatología y Comercio recorrerán los locales para cerciorarse de su adhesión a la norma.

"En caso de que el comercio no acate, será clausurado. Pero por supuesto, no queremos llegar a estas instancias y confiamos en la responsabilidad social de los comercios para evitar sanciones o situaciones no deseadas".

Seguidamente, reflexionó que la situación que se está viviendo es atípica y reiteró su llamado a la conciencia de cada ciudadano para que se sumen a las prevenciones que se están tomando a nivel nacional.

En lo que concierne a los pasos a seguir una vez transcurridos los diez días, expresó que las reuniones entre los funcionarios seguirán vigentes para amoldar las medidas a las situaciones que se van planteando.

"Estaremos pendientes de la información que brinda oficialmente el Estado provincial, a través de la Subsecretaría de Salud Pública y, en todo caso, si somos convocados nuevamente por las autoridades provinciales, avanzaremos hacia otras disposiciones".

Por último, apeló a la responsabilidad de todos y recomendó evitar los viajes y otras acciones que comprometan a la salud, como una forma de colaborar con las mediadas de extensión del receso y otros esfuerzos que se realizaron para paliar esta situación muy complicada.

"Todos debemos ser solidarios y colaborar de alguna forma, la familia, la instituciones y los comerciantes, porque más allá de normas legales, hace falta un marco de responsabilidad social", finalizó.

Cabe destacar que uno de los ítems del instrumento legal, que será aplicado por la Secretaría de Gobierno y Desarrollo Comunitario, solicita a las autoridades provinciales la adopción de un protocolo de actuación común para todos los municipios, como así también la conformación de un Comité de Crisis.

Trabajo conjunto en los comercios

El ministro de Asuntos Sociales, Matías Mazú, explicó que el pedido realizado al Municipio fue para que "dictamine normas un poco más estrictas, en el mismo sentido en que se viene dictaminando desde la provincia".

Asimismo, dijo "hablamos de otras medidas preventivas, como la de ir a comprar a los supermercados una sola persona, sin la familia, principalmente sin niños y abuelos, por ser grupos de riesgo. Estas medidas tendrán una duración de diez días y serán evaluadas día a día, por la dinámica misma de esta enfermedad".

"También realizaremos trabajos en los comercios, en conjunto con el Sindicato de Empleados de Comercio, con la Cámara y la Federación de Comercio y la Secretaría de Trabajo, personal de enfermería del MAS, agentes sanitarios e inspectores municipales, con la intención de que se cumpla la disposición emanada desde Salud Pública, en relación a que no trabajen mujeres embarazadas; que los inmunodeprimidos o personas resfriadas también se queden en su casa y que se cumplan las recomendaciones de higiene, como, por ejemplo, limpiar constantemente el lugar de donde se toman los carritos de compra y las cajas registradoras, entre otras cosas", dijo también el ministro.

Por último, felicitó y agradeció a las instituciones intermedias, a la Cámara y a la Federación de Comercio, a todos los sindicatos de la Salud y de Comercio, por la predisposición y voluntad de colaborar en esto de concienciar a toda la comunidad de que ésta es una situación seria. Y remarcó que "las medidas adoptadas, en relación al receso, son sanitarias y no recreativas. Esto es algo que nos preocupa, ya que se recomienda a la gente no viajar y, por el contrario, viaja. Por esto pedimos responsabilidad, cuidar a nuestra familia, a nuestros hijos y abuelos, respetando lo aconsejado por Salud Pública", apelando de esta forma a la responsabilidad social y a la solidaridad.

Comentá la nota