Acueductos: Para Joaquín, "el Gobierno debe anular el proceso licitatorio"

El ex ministro de Asuntos Hídricos de la provincia volvió a opinar en Sin Mordaza TV sobre el tema de los acueductos y consideró que "así como están las cosas, lo mejor que puede hacer el ministro (de Aguas y Servicios Públicos, Antonio Ciancio) o el gobernador de la provincia, es anular la licitación y reprogramar el proceso, porque es una obra que está muy por encima de lo que realmente vale".
El mes pasado se abrieron los sobres de las dos UTE que calificaron en el proceso licitatorio. Las cifras superaron las estimaciones oficiales, aunque el gobierno aclaró que sus cotizaciones son de agosto del año pasado.

Con sorpresa, las máximas autoridades del gobierno provincial escucharon los números de las dos ofertas económicas que se presentaron para la construcción de la primera etapa del sistema provincial de acueductos, que incluye el Norte 1, Sur 1 y Sur 2. "Los números son impactantes", reconoció tras la apertura el ministro de Aguas y Servicios Públicos, Antonio Ciancio. Es que las propuestas realizadas estuvieron muy por encima del presupuesto oficial. De hecho, el gobierno previó una inversión total del orden de los mil millones de pesos, cuando la propuesta más conveniente, incluyendo un descuento de casi el 4 % si se le adjudican todos los tramos, supera los 1.700 millones.

Ciancio relativizó, de todos modos, la diferencia. En diálogo con la prensa, recordó que "el presupuesto oficial fue elaborado con costos de una fecha muy lejana a esta apertura (agosto del año pasado), por lo que habrá que hacer una actualización de los datos". Advirtió que no sólo debe repararse en el monto ofertado, sino también en la financiación propuesta, ya que el esquema previsto por el gobierno implica que las empresas participantes financien las dos terceras partes de la obra (200 millones de dólares) y el resto lo aporte la provincia. "La ley planteaba que el mínimo que podían financiar era de cien millones de dólares -recordó-; una de las empresas propuso financiar cerca de 120 y la otra, 200 millones de dólares". En ambos casos, la financiación se propone a través del Banco Nacional de Desarrollo de Brasil.

Al respecto, Joaquín había señalado a nuestro medio que "la obra era muy difícil de concretar", y anoche, en Sin Mordaza TV, volvió a ratificar sus dichos.

"Personalmente creo que el ministro (de Aguas y Servicios Públicos, Antonio Ciancio) o la Comisión evaluadora deberían anular la licitación y reemprenden el proceso. Nosotros (el gobierno de Jorge Obeid) teníamos esta obra en 230 millones de dólares; hubo algunos cambios que no justifican en absoluto el nuevo presupuesto que planteó el gobierno del Dr. Binner, es decir, se fue a 307 millones de dólares, y la menor oferta son 437 millones de dólares. Evidentemente, estas cifras están indicando que hay un problema serio, o de sobreprecios o porque el presupuesto era muy bajo. Yo personalmente creo que el precio es muy alto", comenzó el ex ministro.

Recordó luego que "lo que habíamos pensado nosotros, y como sale el precio, hay 84 por ciento de diferencia, en moneda dura o precio constante. Entre el propio precio de ellos y el de la oferta, hay 42 por ciento, siempre hablando en dólares".

El costo de la obra -prosiguió el ex titular de la cartera de Asuntos Hídricos- son 1.637 millones de pesos, más los intereses del crédito, más lo que nos toque de devaluación de la moneda, teniendo en cuenta que el precio es de febrero, por lo que hay que calcularle un aumento.

"Así como están las cosas, lo mejor que puede hacer el ministro (de Aguas y Servicios Públicos, Antonio Ciancio) o el gobernador de la provincia, es anular todo el proceso, porque es una obra que está muy por encima de lo que realmente vale", remarcó el ingeniero.

Agregó tras esa observación que "yo he tenido casos de 40 por ciento de sobreprecios en licitaciones y lo que he hecho fue anularlas, ni formé la Comisión Adjudicadora. Por eso, creo que lo que corresponde es anular todo y reestudiar toda la situación".

Alberto Joaquín explicó luego que "esta obra, el ganador, viene con crédito al Banco Nacional de Desarrollo; éste opera con la Argentina dentro del convenio de la ALADI, es un Convenio de Créditos Recíprocos (CCR) que para que crédito se pueda ejecutar es necesaria la autorización del Banco Central, y el Banco Central, además, pide garantías, ya que el que paga el crédito es el Banco Central al Banco de Brasil y el Banco Central se lo cobra a la provincia. Por eso la ley, que no ha sido muy estudiada, preveía el alquiler de los bonos. El hecho de aprobar la financiación se define en la Legislatura, y si en treinta días no se aprueba, queda rechazado todo el proceso licitatorio. ¿Quién va a levantar la mano para aprobar esto?", se preguntó.

El primer tramo que se ha licitado está destinado, básicamente, a las ciudades de Rosario y Rafaela, por eso llama la atención que nadie hable de este tema. Lamentablemente, así como está, esto no se puede adjudicar. Además, ¿quién va a discutir la tasa del crédito en la Legislatura?, se preguntó.

Para el ex ministro de Obeid, a dos años de la primera licitación, es triste ver lo que pasa. Yo personalmente, junto con el (ex) gobernador Obeid hemos peleado mucho por los acueductos; Reutemann cuando fue gobernador hizo un estudio muy importante que luego usamos nosotros; hemos conseguido que la Nación haga íntegro el acueducto (se lo va a regalar a la provincia (sic)). Creíamos que lo que correspondía era licitarla...a dos años de aquella fecha, estamos en foja cero".

"Reitero, creo que el proceso debe ser anulado y replanteado. Los precios son impactantes, tal como lo dijo el ministro en el momento en que se abrieron los sobres".

Comentá la nota