Acueductos: finalmente, las ofertas no estaban tan lejos del presupuesto

El ministro Antonio Ciancio dijo que, si se tienen en cuenta los valores netos que propusieron las empresas, los montos "se acercan bastante" a los números oficiales. En noventa días debería expedirse la comisión evaluadora.
A una semana de la apertura de sobres de las propuestas económicas para construir la primera etapa del sistema provincial de acueductos, el ministro de Aguas y Servicios Públicos, Antonio Ciancio, corrigió las primeras impresiones que causó -según sus propias palabras- esa "caótica lectura" de ofertas. El dato que allí sobresalió y provocó sorpresa fue el elevado monto que propusieron las dos empresas participantes del proceso, que prácticamente duplicaban el presupuesto oficial. Pero, según advirtió uno de los grupos interesados, los números no fueron bien interpretados.

En diálogo con El Litoral, Ciancio explicó qué sucedió con dichos números. "En ese acto, además de leer las propuestas, teníamos la intención de plantear como cifra de comparación el valor neto actualizado, es decir, despojado de los intereses y del costo de financiación que hasta incluye las tarifas que se pagan por electricidad. Pero para eso había que hacer cuentas y en el momento (del acto) los funcionarios temieron dejar establecido en el acta números que fueran después cuestionables por algún error. Por eso se leyeron los valores globales y no mencionaron los montos netos", manifestó el ministro.

A modo de ejemplo: la oferta alternativa de una de una de las UTE implicaba un monto global de más de 1.600 millones de pesos, pero el neto descendía a 1.220 millones, acercándose considerablemente al presupuesto oficial. Ciancio dijo que, además, deben evaluarse otros aspectos, ya que tanto la provincia tendrá que ajustar sus costos, puesto que fueron elaborados en agosto de 2008, como las propias empresas, que hicieron sus cotizaciones a febrero de 2009.

"Sobre esta base, nos da la impresión de que las ofertas se acercan bastante a lo que serían nuestros valores. Esto es altamente auspicioso y se da con las dos UTE participantes", aclaró.

Mejorar precios

Ciancio dijo que es preciso hacer "una ingeniería de las ofertas", que lleve a cálculos exactos el valor actualizado de las ofertas y de las presupuestos -estarían desfasados entre un 20 y 30 por ciento-, para trasladarlos a la fecha de la licitación. Recién entonces se podrá comparar. "Esto implica un proceso por el cual nadie puede decir hoy a ciencia cierta: "Da tanto’. De todas maneras -arriesgó-, por la experiencia, por cómo uno ve la cosa y por lo que escucha que dicen las empresas, no estarían tan lejos nuestros precios de las ofertas. Ese dato nos alienta".

En el mismo sentido, dijo que también deben evaluarse para la comparación final "las diferencias en cuanto a los intereses al servicio de la deuda que tendríamos que pagar". Ciancio adelantó que, si después de la comparación final sucediere que "están muy cerca las dos ofertas, cabría incluso la posibilidad de analizar un pedido de mejora de precios.

"Esto es algo muy importante; hay que analizarlo con mucha delicadeza porque está en juego una de las obras más importantes de la provincia que se hayan hecho y que se vayan a hacer, por lo tanto, hay que tener mucha tranquilidad y, en ese sentido, la ansiedad o el trascendido van en contra de un análisis serio. Por eso yo pedí tranquilidad, que se esperara, aunque sé que la ansiedad es mucha porque todos quisiéramos ya empezar la obra", expresó.

Alternativas

El ministro dijo que las ofertas alternativas presentadas por los oferentes tienen el mismo valor que las básicas, siempre que hayan sido aceptadas técnicamente. "Esto es una gran ventaja que tiene el pliego que nosotros modificamos respecto del de la gestión anterior, porque permitimos la inclusión de más materiales. Nosotros tenemos que adjudicar a la oferta más conveniente que resultará de una combinación de precio y de solución técnica, por lo tanto, se podría adjudicar la obra según la oferta alternativa", expresó.

Ciancio consideró que las dudas que se generaron tras la apertura de sobres fueron "por parte de quien tomó una idea frente a la lectura caótica de una licitación". Sin embargo, en lo personal, opinó que el actual proceso "tiene firmes posibilidades de adjudicarse; digo firmes y no absolutas, porque uno siempre tiene que estar pensando en que pueda aparecer algún imprevisto. Pero me parece que las cosas están bastante bien y que cualquiera de las dos empresas podría llegar a ser la adjudicataria", concluyó.

Situación financiera

Antonio Ciancio aseguró que la provincia "tiene capacidad financiera" para hacer frente a una obra de esta envergadura, aun en un proceso de recesión como el que se está atravesando.

"Ya lo vivimos en otro ámbito en el 2001, cuando teníamos muchas obras en marcha. Permanentemente buceamos las alternativas de los organismos internacionales de crédito y creo que ésa es una excelente herramienta; endeudarse a bajas tasas para hacer obras creo que es la solución que resuelve aquellas obras que por la estrechez económica y los presupuestos ajustados no se pueden hacer", manifestó.

El ministro aclaró que "en estos momentos de crisis hay que pensar para más adelante y buscar algunas instancias que permitan plantear obras y proyectos en medio de la crisis. Lo peor que podemos hacer es esperar que la crisis termine". Ciancio se mostró confiado porque "tenemos buenos equipos de trabajo, buenos contactos internacionales, conocemos a la mayoría de los funcionarios y de las oficinas, así que vamos a seguir buscando por ese lado para financiar éste y otros proyectos", concluyó.

Electroingeniería

La empresa Electroingeniería fue descalificada en la etapa en la que se evaluaban las ofertas técnicas. Sin embargo, presentaron igualmente la oferta económica, aunque no se hizo pública. "Como ellos tienen una serie de apelaciones, que son muchas y hay que resolverlas, nos pareció correcto y transparente no devolverles la oferta hasta tanto no se resolviesen esas observaciones. Creo que es una muestra más de que pretendemos hacer esto con la mayor amplitud y transparencia posibles. Podríamos haber abortado de un plumazo cualquier posibilidad de este grupo, pero nos pareció sano que, hasta tanto ellos no tuvieran una definición jurídica, no se les devolviese la oferta", explicó el funcionario.

Tiempos

La comisión evaluadora tiene noventa días a partir de la apertura de sobres para emitir su dictamen. Según dijo Antonio Ciancio, la pretensión oficial es que este año empiecen a ejecutarse las primeras obras que se están licitando. "Ésta es una obra de la provincia, no de una gestión, porque necesariamente va a haber que continuarla y las generaciones futuras van a pagar esto; lo van a pagar los rosarinos, los santafesinos, todos quienes hasta ahora tuvieron el servicio de agua potable. Así que me parece que hay que quitarle a esto la idea de que es una obra de un gobierno; es como se dice habitualmente, una política de Estado", comentó.

Comentá la nota