El acueducto norte se sigue demorando y todavía no hay fecha para su habilitación

El acueducto norte se sigue demorando y todavía no hay fecha para su habilitación

Ayer a la mañana, en la zona de Lacroze y 15 las calles se llenaron de agua. Según Absa fue por trabajos para el drenaje de las tuberías

La habilitación del acueducto norte, proyectado para dar solución definitiva a la salinización del agua en amplias zonas de Gonnet y Villa Castells, sigue haciéndose esperar. Entrado ya febrero sigue sin fecha prevista para su inauguración, a pesar de que a principios de año las autoridades de Absa anunciaron que la flamante obra se habilitaría el primer fin de semana del mes que acaba de despedirse.

Mientras se estira la puesta en marcha del acueducto que conectará al norte de la Ciudad con la planta potabilizadora de Punta Lara, los vecinos se siguen sorprendiendo por todas las circunstancias que rodean su entrada en servicio.

La obra, que se inició en 2017, iba a estar concluida para el mes pasado, pero se estira 

Es que después de que en poco más de una semana se detectaran tres fisuras en diferentes puntos de la traza, en especial en Villa Castells, ayer a la mañana la sorpresa se la llevaron en Gonnet: en la zona de Lacroze y 15 las calles se convirtieron en “ríos”. Si bien los vecinos denunciaron que se trataba de una nueva rajadura de las nuevas tuberías, desde Absa descartaron tajantemente esa versión. Aclararon que el agua escurrió hacia la calle en el marco de las tareas de prueba y drenaje que se están llevando a cabo antes de habilitar el acueducto.

Lo cierto es que el líquido cubrió las calles y preocupó a los vecinos y a los automovilistas que a diario transitan una de las principales arterias que conecta a los caminos Centenario y General Belgrano.

Por otro lado, desde Absa dijeron que “respecto a la habilitación, se sigue trabajando en toda la traza con tareas de llenado, limpieza, desinfección y drenajes por tramos en distintos puntos”, informaron desde la distribuidora de agua estatal y remarcaron que “por tal motivo se realizaron drenajes en: 13 y 489 y sobre Lacroze desde Centenario hasta 15 A”. No obstante, voceros de Absa reconocieron que por ahora no hay fecha para que el agua empiece a salir potable de las canillas de Gonnet y Castells.

También respondieron sobre una versión que ponía la mira en el estado de las tuberías que se colocaron en el acueducto. Una fuente sostuvo que las mismas se habrían “cristalizado” por haber permanecido excesivo tiempo en un depósito al rayo del sol, motivo por el cual, sostuvo, se seguirían rompiendo. Pero desde Absa dijeron que los caños “son los adecuados para este tipo de obras”. “Con relación a las reparaciones que comunicamos días atrás, se dieron en el marco de estas acciones de llenado. Las mismas fueron reparaciones en las uniones de los caños, tanto de PVC como de PEAD, que son los adecuados para este tipo de obra”.

“Llevamos más de dos años con los bidones. Quienes tienen poder adquisitivo y cierta conciencia solidaria los compra, pero otros reciben los que les dan en forma gratuita. Hay casos de gente que no tiene recursos económicos, que deben caminar muchas cuadras para conseguirlos y después les dicen que le acercan el agua, pero llevan al barrio tanques que no los controla nadie, no los limpian, y puede provocar distintos inconvenientes”, dijo el ingeniero Sager, que sigue de cerca el avance de los trabajos que comenzaron en julio de 2017.

El acueducto contempla el tendido de más de 9 kilómetros de cañerías de 400 mm de diámetro y comprende la readecuación y puesta en valor de la estación de bombeo de 120 y 33.

Coment� la nota