Actos separados por los derechos humanos

Concentraciones en la plaza Independencia.
Con dos marchas, organizadas por separado, se conmemoró ayer, en la plaza Independencia, el Día Internacional de los Derechos Humanos. Uno de los grupos convocantes expuso críticas al Gobierno kirchnerista; mientras que el otro defendió la política nacional.

Por un lado, se movilizó el Movimiento Libres del Sur, que lidera Federico Masso (cuestionó la gestión "K") y, por otro lado, las Madres de Plaza de Mayo, junto a los referentes de la agrupación "Peronismo Auténtico", y de la Asociación Tucumana Contra la Impunidad (defendieron la gestión presidencial), entre otros.

La movilización de Barrios de Pie, que se inició en la plaza Urquiza y concluyó con dos vueltas alrededor de la plaza Independencia, se realizó bajo tres consignas fundamentales. "Por trabajo sin clientelismo: inclusión de movimientos sociales en el Plan 'Argentina Trabaja'; el rechazo a la reforma política kirchnerista, que tiende a que se quede toda la vieja política; y por la memoria, verdad y justicia: cárcel a todos los genocidas", explicó Masso.

La columna de Libres del Sur se retiró por calle 25 de Mayo hacia el sur, con una pancarta en la que podía leerse: "justicia, trabajo, educación, salud, y redistribución de la riqueza".

Aval a Cristina

El grupo encabezado por las Madres de Plaza de Mayo (delegación Tucumán) también dio dos vueltas alrededor del principal paseo público de la capital para confluir frente a las escalinatas de la Casa de Gobierno.

Marta Rondoletto, referente de la asociación "Familiares de Desaparecidos", abrió el acto recordatorio con un discurso en el que avaló la gestión presidencial. "Por la profundización del proyecto nacional y popular, que encabeza la presidenta, Cristina Fernández, y una justa distribución de la riqueza", afirmó.

Además, la dirigente reforzó el reclamo de "juicio, castigo y cárcel común a los genocidas". También hizo hincapié en la cuestión ambiental. "Es importante preservar a futuro nuestros recursos naturales, exigimos una explotación racional de los recursos mineros, que sea beneficiosa para el pueblo, que no contaminen las aguas y que no destruyan suelo", precisó.

La llovizna, en ningún caso, frenó a los manifestantes.

Comentá la nota