El acto será el sábado 9 de mayo "Pospongo la presentación de la lista porque no quiero darle ventaja a mis enemigos políticos"

Los postulantes se iban a conocer el 7 de mayo. No descartó que se pudieran realizar modificaciones de aquí al fin de semana. Malestar por la indefinición de obras prometidas por Nación.
El intendente Humberto Zúccaro admitió que la postergación de la presentación pública de si lista de concejales se debe a razones políticas, como anticipó ayer Pilar de Todos, y no a problemas de organización del acto, como señalaban fuentes gubernamentales.

Ayer, tras participar de un acto en el que se entregaron 23 motocicletas a la fuerza policial, Zúccaro dialogó con la prensa y ante la consulta respecto a la postergación del evento, previsto en primera instancia para el 7 de mayo, soltó: "No quiero darle ventaja a los enemigos políticos, ¿ustedes lo harían?", respondió y preguntó Zúccaro a la prensa.

Si bien oficialmente se señaló que la postergación se debía a cuestiones operativas y de organización del acto, en rigor la movida responde a otros asuntos, más emparentados con la política y la gestión.

Es que Zúccaro pretende primero obtener la confirmación de una serie de obras que el gobierno nacional había prometido a la aceptación del jefe comunal de poner su apellido, a través de un familiar, al tope de la lista de concejales. Y en segundo lugar, aunque no menos importante para la gestión, la confirmación o no de la reelección del senador José Molina, una puja que aún no tiene vencedores ni vencidos, que involucra a pesos pesados de la primera sección electoral.

—¿Molina va a ser reelecto?—, preguntó Pilar de Todos.

—Pregúntenle a (Jesús) Cariglino (intendente de Malvinas Argentinas)—, respondió Zúccaro, en referencia a la pelea que el jefe comunal de Malvinas mantiene con Molina y el propio Zúccaro, para imponer el nombre de su hermano, Roque Cariglino, en la lista de legisladores provinciales.

—¿Si Molina no es reelecto, la lista local podría modificarse?—, inquirió Pilar de Todos.

—Me tengo fe—, atajó Zúccaro, luego de un largo silencio.

Obras, "muy difícil"

En carpeta del gobierno aparecen dos obras que considera clave con miras hacia el horizonte cercano. Una es el traspaso del edificio del ex Instituto Pellegrini a manos de la comuna para que allí funcione una universidad pública, y la segunda, más ambiciosa todavía, tiene que ver con el tendido de redes de agua y cloacas en localidades como Del Viso y Derqui, trabajos que estarían en manos de Nación para que luego el servicio sea operado por la empresa Aguas Bonaerenses S.A. (ABSA).

En el primero de los casos Zúccaro informó que la semana pasada se reunió con la titular del Ministerio de Desarrollo de la Nación, Alicia Kirchner, área de la que depende el edificio, aunque no trajo confirmaciones de fechas, aunque sí más promesas, en este caso relacionadas con la llegada de subsidios, pensiones y planes de trabajo para cooperativas.

En cuanto a los tendidos de agua y cloacas, una obra a la que Zúccaro había calificado como "sorpresiva para todos", esta vez le tuvo que poner el freno.

"La verdad que esa obra la veo muy difícil, son muchos los municipios que estamos peleando para conseguirla, y por el momento no hay fondos para todos", respondió Zúccaro, segundos antes de meterse en el vehículo oficial que lo llevó desde Del Viso otra vez al Palacio Municipal.

Lo cierto es que la lista podría sufrir modificaciones de aquí al sábado, cuando finaliza el tiempo legal para oficializarla, decisión que está atada a las obras y el empuje político que recibe Pilar por parte de la gestión nacional.

Comentá la nota