ACTO MASIVO Meoni hizo una rendición de cuenta de su gestión

El intendente Mario Meoni explicó las razones de su actuación política en los últimos meses y trazó una reseña de su gestión administrativa desde que asumió en 2003. Seguirá ligado políticamente al actual vicepresidente de la Nación Julio Cobos.
Fue en el marco de una cena a la que asistieron empresarios, dirigentes sindicales y fomentistas, representantes de instituciones intermedias, empleados comunales, concejales y vecinos de Junín.

El encuentro de la gente con el jefe comunal fue organizado en las instalaciones del Club Rivadavia, barrio Belgrano.

Durante su discurso, comentó su visión sobre el futuro de la ciudad e hizo un análisis del escenario político local, provincial y nacional. Y no le faltó ocasión para disparar munición de grueso calibre para los actuales concejales de la oposición.

“Es sano para la democracia poder explicar los por qué de cuando los dirigentes tomamos caminos distintos a los que habíamos propuesto durante la elección”, indicó.

En el comienzo avanzó sobre su gestión en los cinco años de gobierno, asegurando que tuvo como objetivos esenciales la inclusión social y el crecimiento como ciudad, a partir de una realidad heredada en el 2003. Para ello se asentó en la situación del país, la falta de inversión en obras públicas de entonces, un Junín azotado por las inundaciones y con un 25 por ciento de desocupados, 6.800 bolsas alimentarias, una ciudad estancada y muchísima gente que subsistía a partir de los planes sociales.

Marcó el éxito de su política de gestión al establecer la desocupación local hoy en el 6,3 por viento, bajar a menos de 800 planes de jefes y jefas de hogares. “Nos pusimos a construir una ciudad bastante distinta” destacó Meoni, a partir de una “verdadera política desde la que se piensa en el otro”.

Destacó la recuperación de los espacios públicos, de la actividad productiva, el futuro del Parque Industrial, el programa de inclusión jubilatoria, el desarrollo comercial. Dijo que “no queremos volver al 2001”, y destacó proyectos de obras como la pavimentación del autódromo, “vital para el turismo”, el crecimiento de la empresa de telecomunicaciones Acerca, de origen municipal. Destacó además el futuro emprendimiento para el desarrollo de biocombustibles. En su reseña también incluyó el proyecto del polo informático gestado con la Universidad del Noroeste.

Hizo referencia a la necesidad de más obras públicas, para lo cual se refirió al paso bajo nivel de calle Rivadavia, el asfaltado de calles, más obras de cloacas y agua. “Es una manera de brindar respuestas a los ciudadanos”, aseveró.

Planteó ante un salón colmado de comensales las dificultades que encuentra con grupos políticos de la ciudad. En esa línea, dijo que “algunos señores concejales creen que la forma de cambiar un gobierno es obstruyendo, atando las manos, quitando financiamiento; dejando, en definitiva, un municipio escuálido. Eso no es oposición sino destrucción. No de un gobierno, sino de una ciudad”. Expresó que “no se dan cuenta que el estado municipal es uno sólo, y los que gobernamos estamos transitoriamente”. Por eso, les pidió a todos los que se oponen sistemáticamente que “piensen en el futuro de Junín, en los ciudadanos, en sus hijos”. Además les expresó que si quieren ser gobierno que hagan propuestas positivas.

Negó que la convocatoria de la cena fuera el marco para lanzar un nuevo espacio político. Aclaró las razones por las cuales dejó de formar parte de la concertación plural.

Primero reseñó también la tarea de acompañar el proyecto político de Kirchner, “a instancia de un crecimiento de la Argentina que se venía dando, de recuperación de las economías regionales, de un proceso de inversión, con políticas de inclusión social”, resaltó el Intendente.

“Había razones para acompañar y, además, nos convocaban a una concertación plural. Donde imaginábamos que íbamos a poder plantear nuestras dudas, disidencias”. Recordó el inicio del conflicto del campo y la preocupación de muchos intendentes y dirigentes de lo que estaba ocurriendo. Meoni rechazó la forma en que se intentó imponer las retenciones. Criticó la falta de consenso de una política para el sector agropecuaria en la que incurrió el gobierno.

“Planteamos que no se podía seguir mintiendo con los datos del INDEC, que era una burla. Pero siguió todo igual. Cobos transmitía la preocupación de los intendentes. Nunca tuvo ningún tipo de atención. Ni siquiera la Presidenta lo recibía”.

Hizo mención al famoso voto de Julio Cobos, destacando que “creo que fue el final de nuestra concertación plural. Después hubo políticas de castigos, de sanciones hacia aquellos que tuvimos una posición distinta al gobierno”.

Meoni afirmó que “no vale la pena seguir siendo parte de un gobierno, por lo menos para mí, que se corrió del eje que nosotros habíamos planteados para ser parte de ese acuerdo”. Asimismo se mostró con sentimiento y convicción “de acompañar a un hombre como Julio Cobos”, del cual destacó sus valores morales. “Es lo que necesitamos en la Argentina de hoy de los dirigentes políticos. Por eso es imprescindible darle el acompañamiento, porque es la garantía de la estabilidad institucional, el frenar cualquier intento de hegemonía”.

Comentá la nota