Un acto K con los "compañeros" mapuches

Fue en San Martín de los Andes, y tuvo como motivo principal el elogio y la complacencia por la sanción de la Ley de Servicios de Comunicación Audiovisual. Estuvo el vicepresidente de TELAM y el coordinador general del COMFER, junto a dirigentes políticos mapuches.
Un acto pleno de implicancias políticas colaterales tuvo en San Martín de los Andes el escenario perfecto para –con la intención declarada de cantar loas a la Ley de Servicios de Comunicación Audiovisual- funcionarios del gobierno nacional y dirigentes políticos mapuches se mostraran juntos con profusa difusión oficial, en un contexto de fuerte tensión entre la dirigencia aborigen y el gobierno neuquino de Jorge Sapag.

Fue durante un encuentro en el Salón principal de la Municipalidad de San Martín de Los Andes, organizado por la Confederación Mapuche Neuquina y donde disertaron Fernández Novoa, vicepresidente de TELAM; Luis Lázaro, Coordinador General del COMFER; Fidel Colipán, Werken de la Confederación Mapuche; Gonzalo Carbajal, gerente del área de Servicios Audiovisuales de la agencia estatal de noticias; y Matías Melillan, en representación del Encuentro de Organizaciones de Pueblos Originarios.

Fernández Novoa remarcó que la nueva y controvertida Ley "se aprobó porque hubo una decisión política de un gobierno, pero fundamentalmente porque tiene el contenido de un actor social que la impulsó", en referencia a los "pueblos originarios".

El vicepresidente de TELAM destacó que "lo más importante es que por fin la política libre le ganó a las corporaciones económicas y mediáticas. Eso fue lo que pasó, y no es menor en un área y en un tema de tanta sensibilidad como hoy representan los medios electrónicos en la sociedad".

El funcionario explicó que "la ley (de Radiodifusión) que existía no permitía que los pueblos originarios pudiesen tener medios electrónicos de comunicación" (aunque en San Martín funciona una desde el año pasado).

Sin escatimar adjetivos elogiosos, el funcionario se explayó sobre el tema, remarcando que en la actual Ley, "lo más importante es que la referencia a lo que pueden o no pueden los pueblos originarios fue resuelta a partir de la propia propuesta, de la propia inteligencia, de la propia creatividad y de la propia lucha de los pueblos originarios".

Ya sin freno en su proyección de un futuro más plural, afirmó que "cada pueblo podrá tener su radio y canal de televisión para que podamos empezar a construir en serio un país pluricultural, un país de la integración, un país de la complementariedad".

Fernández Novoa hizo mención a "la tarea militante de la juventud del pueblo mapuche de la provincia de Neuquén" y sostuvo que la necesidad de "seguir trabajando con esta vocación política".

El Coordinador General del COMFER, Luis Lázaro, también se preocupó en destacar que "los compañeros" mapuches "han entendido que tenemos que estar juntos porque es una lucha común", y dijo que "ese poder económico, esa hegemonía cultural, producto de la concentración monopólica y la asfixia de un modelo dominante de comunicación que nos había colonizado, es algo que nos hace mal a todos".

Matías Melillan, de la Confederación Mapuche de Neuquén, aseguró que en la nueva ley de radiodifusión "ha quedado plasmado el derecho a la comunicación de los pueblos originarios".

Dijo también que la aprobación de la ley "marca el inicio de una nueva construcción que hace al movimiento indígena en la Argentina y una nueva forma de proyectarse que a través de la comunicación irá dando logros de visibilización de nuestras demandas y vivencias del día a día".

Aseguró que todavía "nos quedan muchos desafíos hacia adelante" y que "se viene la capacitación y la formación de comunicadores indígenas que rescatarán y llevarán adelante los principios y los valores del mapuche como lo hemos mantenido en el pensamiento y la historia de nuestro pueblo".

Comentá la nota