En el acto anti-K Busti homenajeó a Juan Perón y a los chacareros

Jorge Busti estuvo junto a Felipe Solá, Alberto Rodríguez Saá y Ramón Puerta. Amplia comitiva de entrerrianos.

El campo tuvo su lugar en los discursos conmemorativos del 17 de octubre, Día de la Lealtad, que se escucharon en el acto que realizó el Peronismo Disidente en el estadio de Obras Sanitarias, en Capital Federal.

Mientras que el sector productivo fue elogiado, la actual presidenta Cristina Fernández de Kirchner y su esposo Néstor Kirchner fueron el centro de las críticas.

Con el clásico "quien quiera oír que oiga", Jorge Busti cerró ayer la lista de oradores del acto que realizó junto a Felipe Solá, Alberto y Adolfo Rodríguez Saá, Ramón Puerta y representantes de distintas provincias. El ex gobernador homenajeó a Juan Domingo Perón y a los chacareros entrerrianos que no pudieron viajar. Busti dejó en claro que no es "candidato a nada" y remarcó: "Mi único título en este acto es mi condición de militante peronista desde hace 40 años".

Acompañado de unos 2.000 entrerrianos (según se informó desde el bustimo) entre los que estaban legisladores nacionales y provinciales, intendentes y militantes del PJ, el ex gobernador definió: "He sido peronista toda mi vida, en las buenas y en las malas, fui discriminado por ser peronista y hasta perseguido en la nefasta dictadura". En ese sentido dijo: "Anhelo un federalismo donde las provincias sean reconocidas, un federalismo en serio en la República Argentina. Y no un 22% de la coparticipación federal".

También Busti resaltó: "A nosotros los entrerrianos nos cuesta mucho salir de los ríos. Y por eso, le doy las gracias a tantos militantes que están acá. Pero también le quiero hacer un homenaje a los miles de entrerrianos que no pudieron venir, y sobre todo a los chacareros entrerrianos", y añadió: "Peronistas, no hay retiradas. Peronistas Federales, adelante", sentenció Busti.

CONTRA LOS KIRCHNER. El diputado nacional reelecto, esta vez por Unión PRO, Felipe Solá, acusó ayer al Gobierno de un manejo centralista de la política, de convertir a las provincias en sucursales de la Casa Rosada, de ilusionar al interior con obras que luego no se realizan.

El gobernador bonaerense afirmó que "con el kirchnerismo en el poder, la mentira, el apremio (a los gobernadores) y la degradación de la política son moneda corriente". El ex funcionario menemista criticó también la media sanción que otorgó la Cámara de Diputados a la Ley de Presupuesto, al sostener que, "tal como está redactada, condena a 12 provincias a no poder cerrar sus cuentas". Solá criticó a los gobernadores por no defender los intereses de sus provincias.

Las últimas palabras de Solá fueron a favor de la unidad, tanto del peronismo disidente como del arco opositor al kirchnerismo, para defender (en el Congreso) una ley para los pibes pobres, pero también para que "haya seguridad, para que los hospitales puedan atender gente".

INTERNAS EN EL PJ. El gobernador de San Luis, Alberto Rodríguez Saá, hizo referencia a su provincia y señaló que "el índice de desocupación es el más bajo de la Argentina".

Rodríguez Saá mencionó: "Estamos comenzando a trabajar por la unidad de los peronistas, lo que será fundamento para la unidad de los argentinos", y aseveró: "El poder legislativo soluciona los problemas del presente. El Poder Judicial mira para atrás, luego de que se produce un acto. El Poder Ejecutivo, debe mirar hacia delante, al futuro, al progreso uniendo a los argentinos. ¡Qué carajo van a ser peronistas éstos!". Finalmente acusó a los Kirchner de usurpar el PJ y reclamó internas partidarias.

Comentá la nota