Con un acto al aire libre y sin desfile militar, Mujica asumirá el 1° de marzo

El presidente electo dijo a una revista de su país que buscará bajar costos para el Estado.
La investidura del próximo presidente de Uruguay, el ex guerrillero José Mujica, prevista para el 1 de marzo próximo, se realizará al aire libre, será pagada por "amigos y no contará con desfile militar, aunque sí con la actuación de grupos musicales. "Me las voy a ingeniar para que todo eso no lo pague el Estado. Lo tienen que 'bancar' (asumir) mis amigos", afirmó el futuro gobernante, de 74 años, en aparente alusión a grupos afines a su partido, el izquierdista Frente Amplio, y a los militantes de esta agrupación. En declaraciones publicadas ayer por el semanario Búsqueda, Mujica remarcó que el traspaso de la banda presidencial será en mitad de la Plaza Independencia, frente al antiguo Palacio de Gobierno, "en un estradito no muy alto, para no marearse, abajo de la estatua de (José) Artigas" (1764-1850), el prócer de la patria.

"Después del discurso en el Parlamento, a la Plaza Independencia pienso ir en un cachilo (coche de época) o caminando, depende de cómo esté el tiempo", agregó el gobernante electo. Tradicionalmente la jornada de investidura en Uruguay comienza con el juramento del cargo de los nuevos presidente y vicepresidente –en este caso Mujica y Danilo Astori– en el Senado, en una sesión solemne con la presencia de invitados ilustres, entre ellos jefes de Estado extranjeros.

En marzo próximo se dará la curiosidad de que la persona que le tomará juramento a Mujica será su esposa, Lucía Topolansky, también del Frente Amplio, por ser la senadora más votada en las últimas elecciones. Después del Senado, el antiguo Palacio de Gobierno era habitualmente el lugar en el que se producía el traspaso de la banda presidencial, seguido del saludo del nuevo gobernante a la población desde el balcón. Posteriormente tenía lugar el desfile militar. Mujica, ex ministro de Ganadería, Agricultura y Pesca, confesó a Búsqueda que, además de hacer el acto al aire libre, le ha pedido a su futuro ministro de Defensa, Luis Rosadilla, "que orientara la cosa de tal forma que no haya desfile militar ese día".

Nacido el 20 de mayo de 1935, el futuro gobernante estuvo trece años en prisión, la mayoría durante la dictadura militar (1973-1985), por su militancia en la guerrilla tupamara. En la cárcel, adonde fue enviado por su implicación en asaltos, atentados con explosivos y secuestros, sufrió torturas e incomunicación. Con su victoria en la segunda vuelta electoral del 29 de noviembre pasado, Mujica revalidó el histórico triunfo logrado en 2004 por la izquierda uruguaya de la mano de Tabaré Vázquez, también con el Frente Amplio, en un país en el que el centro–derechista Partido Colorado ha ostentado una hegemonía de casi 170 años. El inicio de las labores de transición entre el gobierno saliente y el entrante está previsto para el próximo martes 29 de diciembre. El presidente Vázquez concluye su mandato con un inédito 80 por ciento de apoyo popular.

Comentá la nota