"Es una actividad no regulada"

El titular de la Dirección de Inspecciones Comerciales de la Municipalidad, Eduardo Gandulfo, fue contundente sobre este tema: "La única ordenanza que existe al respecto regula la actividad para los que están instalados en un local, no así para quienes prestan el servicio a domicilio", respondió ante la consulta de El Tribuno.

"Han surgido nuevas figuras que se deben incorporar a la legislación vigente. Quienes se dedican a la actividad deben ser responsables ante sus consumidores", indicó. Según el funcionario, hay otros juegos que se prestan bajo ninguna normativa, como el "saltimbanki" que se instala en el parque San Martín. Gandulfo dijo que ya se puso en contacto con la concejala Cristina Fiore (la impulsora de la ordenanza que regula los peloteros) para avanzar en este tema.

De todas maneras, el titular de Inspecciones aclaró que "está prohibido instalar juegos inflables en la calle. En caso de que un inspector detecte esta irregularidad debe secuestrar el aparato", aunque aclaró que si se halla dentro de un domicilio, "nada podemos hacer".

Comentá la nota