Sin actividad en el Inareps

La medida de fuerza está motivada por el incumplimiento de las autoridades nacionales a lo pactado en mayo, en las paritarias.
Hoy y mañana, el Instituto Nacional de Rehabilitación Psicofísica del Sur, permanecerá cerrado, sólo con guardias, por un paro sin concurrencia al establecimiento de los profesionales. La medida de fuerza está motivada por el incumplimiento de las autoridades nacionales a lo pactado en mayo, en las paritarias.

La medida gremial, informaron desde la asociación que nuclea a los profesionales, ha sido adoptada en reclamo de las siguientes reivindicaciones profesionales: Aumento prometido por las autoridades nacionales al momento de la firma de las paritarias, en mayo de 2009. Reencasillamiento de todos los profesionales, de acuerdo al decreto de la carrera profesional, que permita la inclusión en la planillas correspondientes, y la justa y equitativa liquidación de los sueldos, con el pedido del sector gremial de supervisar la liquidación de los mismos para verificar que refleje el correcto y legal encasillamiento profesional. Inclusión de los contratados en este reencasillamiento. Que los residentes cobren con retroactividad y sean considerados parte de la Institución a la que pertenecen. Reclamo el 82% móvil para la jubilación de los profesionales.

"El hecho de solicitar una supervisión gremial sobre la liquidación de sueldos de acuerdo al reencasillamiento, reside en la indeseable experiencia del personal administrativo, que fue reencasillado sin que aprobaran su correcta ubicación dentro de la Carrera y que después, aunque reclamaron, nunca obtuvieron respuesta a sus reclamos. Por lo tanto, ante el silencio de las autoridades durante todos estos meses, los profesionales del Inareps, como primera medida en su lucha por obtener reivindicaciones, no concurrirán el martes y miércoles al Instituto cubriendo solo guardias, rogando a los medios que difundan esta medida para información de los pacientes, a los efectos de evitarles inconvenientes", explicaron.

Comentá la nota