La actividad económica provincial retrocedió en marzo

El Índice Compuesto de Actividad de la Provincia de Santa Fe (Icasfe) -que mide la evolución de la economía provincial- retrocedió en marzo 0,10 % respecto de febrero y se ubicó en 140,2 puntos.
En los catorce meses de recesión económica provincial se acumula una caída del -3,7%. La cifra es menor al retroceso de -9% de los 12 meses negativos acumulados entre 1994 y 1995, y también marca un retroceso más suave que el -16,1% acumulados durante 28 meses en la crisis que abarcó de 2000 al 2002.

Desde agosto de 2008 la recesión provincial comenzó a enfatizar su caída. Sin embargo, el primer trimestre de 2009 muestra un nuevo amesetamiento, con una variación mensual acumulada (-0,4%) similar a la observada en el primer trimestre del año anterior (-0,5%).

A pesar de alcanzarse cifras análogas, la contribución relativa de las series incluidas en el Icasfe resulta dispar. En concordancia con el comienzo de los paros en la comercialización de productos agropecuarios y la disminución de sus precios internacionales, las series que contribuyeron negativamente desde el inicio de la recesión fueron -principalmente- las representativas del sector agroindustrial.

Tal como se mostrara en informes anteriores, desde noviembre de 2008 la crisis se generalizó y afectó rápidamente a todo el entramado productivo provincial. Esta situación se tradujo, al mismo tiempo, en la disminución de la recaudación de impuestos provinciales y la inversión en bienes durables (automóviles y construcción).

En el primer trimestre de 2009 las series correspondientes al sector agroindustrial moderan la caída en la actividad económica provincial mientras que la principal contribución negativa proviene fundamentalmente de los indicadores del mercado laboral (puestos de trabajo y demanda laboral) y el consumo (ventas en supermercados).

El interrogante

El rezago que se observa en el comportamiento de estas variables, en relación con el inicio de la recesión, es consistente con las rigideces que presenta el empleo y la fuerte intervención pública de nuestra economía.

Como ejemplo se citan el otorgamiento de licencias y vacaciones anticipadas, subsidios

directos al empleo, políticas pro consumo o acuerdos fiscales.

Es decir que el debate se centra en dilucidar si estamos frente a una recesión contenida a razón de una economía que ha acumulado presiones crecientes, con el riesgo que esto implica, o bien resulta efectivamente una recesión de amplitud moderada.

Fabio Arredondo es el director del Centro de Estudios y Servicios, que coordina María Lucrecia D’Jorge y tiene como investigadores a Pedrio Cohan y Carolina Sagua. Funciona en el ámbito de la Fundación de la Bolsa de Comercio de Santa Fe, cuyo director es Gustavo Vittori, con la presidencia de Melchor Amor Arranz.

Caídas hasta fin de año

La tasa de variación interanual del Icasfe, presenta una leve mejoría entre enero y marzo de 2009; pero el repunte no sería perdurable y es probable que el proceso recesivo se intensifique un poco más hacia fin de año.

Hay un conjunto de indicadores que muestran caídas pronunciadas desde el inicio de 2008 y al comienzo de 2009 siguen presentando este comportamiento. Este es el caso de la demanda laboral, el patentamiento de vehículos nuevos y la producción de maquinaria agrícola.

Se observa además que el mercado laboral y el consumo empezaron a mostrar tasas de crecimiento negativas en el primer trimestre del año; tomando como base el análisis de las recesiones anteriores, se espera que agudicen el comportamiento decreciente.

Considerando la relación directa entre la evolución de la actividad económica provincial y el contexto nacional e internacional, la perspectiva negativa planteada podría atenuarse por una nueva influencia positiva desde los mercados externos.

Comentá la nota