YPF activaría esta semana seis equipos en Neuquén.

Llega una señal un poco más concreta que puede servir para calmar un poco los ánimos en el complicado contexto de la crisis del sector petrolero. Las otras empresas evalúan todavía el momento y el lugar para reactivar equipos.
Mientras sigue la tensión en el sector petrolero, y se acrecienta la presión sobre empresas y sindicatos casi por igual ante la evidencia de la continuidad de suspensiones y despidos, desde la empresa YPF SA se anunció que en los próximos días se pondrán a trabajar seis equipos, la cantidad comprometida en la última reunión que participó el gobierno neuquino, con representantes del gobierno provincial y los sindicatos.

Según la información comunicada por voceros de la empresa, se pondrán a trabajar dos equipos de perforación y cuatro de terminación en las áreas de los yacimientos Loma de La Lata, Cañadón Amarillo y Señal Cerro Bayo.

Las otras empresas que se comprometieron a poner equipos en trabajo concreto, Petrobras y Apache, tienen un panorama menos concreto e inmediato.

Según se supo, en el caso de Petrobras todavía se está evaluando dónde "subir" los equipos. La cautela de la empresa es comprensible, sobre todo porque hace poco tiempo tuvo una costosa experiencia de perforación fallida en el yacimiento El Mangrullo, que opera concesionado por los municipios de Cutral Co y Plaza Huincul.

Mientras, la empresa Apache confirmó que el directorio dio su aval para la puesta en marcha de un equipo, aunque éste no se instalará en lo inmediato.

Según parece, los recursos económicos no son los adecuados para conseguir ese propósito, al menos en lo inmediato, por lo que la puesta en marcha de ese equipo se demoraría un tiempo más.

Esta situación se da en un contexto de fuerte presión, en el que las empresas han recibido múltiples señales para que presenten algún hecho concreto que permita contener el descontento que sindicalistas y gobiernos no parecen poder contener por sí solos.

Comentá la nota