La actitud vale doble

La actitud vale doble
Nalbandian y Del Potro jugaron juntos por primera vez y derrotaron a Aspelin y Murray por 7-5 y 6-4; un primer paso exitoso en busca de recomponer la relación entre los dos mejores jugadores del país rumbo a la Copa Davis
INDIAN WELLS.- Aquel primer paso que se esperaba de parte de Juan Martín del Potro y David Nalbandian, en busca del reencuentro, tuvo su capítulo inaugural ayer, en la cancha 8 del complejo Indian Wells Tennis Garden. Los dos mejores jugadores de nuestro país en la actualidad, apenas horas después de combinar su participación en pareja, se presentaron en el torneo de dobles del BNP Paribas Open con una sólida victoria por 7-5 y 6-4 sobre dos especialistas, el sueco Simon Aspelin y el británico Jamie Murray. Y si bien el resultado cuenta, lo más importante fue la determinación de ambos por tratar de empezar a superar aquellas diferencias que estallaron durante la final de la Copa Davis frente a España.

El tandilense y el unquillense, que jugaban juntos por primera vez de manera oficial, se impusieron en 1h24m con una actuación interesante. Estuvieron muy firmes con el servicio y no cedieron el saque -sí salvaron tres break-points-, y desde la devolución generaron muchas ocasiones, aunque sólo consiguieron un par de quiebres sobre diez chances. El desequilibrio en el primer parcial llegó en el undécimo game, mientras que en el segundo consiguieron el break en el séptimo game, para luego manejar la diferencia con eficacia. Pese a jugar en una cancha secundaria, el encuentro contó con bastante concurrencia, y a ambos se los vio distendidos y sin necesidad de esforzarse al máximo.

En la segunda rueda, los argentinos enfrentarán a los cuartos preclasificados del torneo, Lukas Dlouhy -integrante del equipo checo que se medirá con la Argentina en julio próximo- y el indio Leander Paes, que vencieron en su debut a los austríacos Julian Knowle y Jürgen Melzer por 6-4, 3-6 y 10-8.

Por lo pronto, ambos tendrán hoy su debut en los singles; por ser preclasificados, arrancarán desde la segunda rueda. Del Potro jugará con el norteamericano Ryan Sweeting en el segundo turno del estadio 2, aproximadamente a las 17 de nuestro país. Más tarde, en el cuarto partido de la cancha 3, Nalbandian se enfrentará con otro local, Robert Kendrick.

Para Del Potro, el de ayer fue su primer encuentro de dobles de la temporada. El tandilense, que en lo que va de 2008 efectuó toda su gira sobre canchas rápidas, se había anotado con Guillermo Cañas en el torneo de San José, pero una lesión en el hombro del jugador de Tapiales les impidió presentarse. Nalbandian, en tanto, participó en pareja con Lucas Arnold Ker, en el dobles de Sydney, donde alcanzaron los cuartos de final.

La determinación de jugar juntos en Indian Wells surgió a partir de un encuentro casual en el aeropuerto de Dallas, en camino hacia el torneo que se disputa en el desierto californiano, y en el que habría tenido participación Luis Lobo, el nuevo entrenador de Nalbandian.

La relación entre Del Potro y Nalbandian se mantuvo de la mejor manera hasta la semifinal de la Davis del año pasado. Tras el éxito frente a Rusia (3-2) comenzaron a surgir diferencias que quedaron expuestas en los fríos saludos que se prodigaron las tres veces que se enfrentaron durante la gira europea bajo techo previa a la final frente a España. Y en Mar del Plata fue donde se produjo el mayor cortocircuito.

El nuevo capitán de la Copa Davis, Modesto Tito Vázquez, impulsó desde el primer momento una reunión entre ambos, aunque no la pudo efectuar antes de la serie frente a Holanda, en la que ambos desistieron de participar por distintas razones: Del Potro priorizó la preparación para la gira norteamericana sobre cemento, y Nalbandian acusó un virus en la semana previa. Aun sin ellos, la Argentina ganó por un cómodo 5-0.

De todos modos, apenas concluyó el debut en la Ensaladera, Vázquez anunció que cuenta con Nalbandian y Del Potro para el duro cruce de cuartos de final frente a la República Checa, en julio próximo. Más allá de que la idea del capitán es no forzarlos para el dobles y darles el sábado para descansar, el unquillense y el tandilense accedieron a este primer encuentro, con la misión de empezar a mejorar el ambiente dentro del equipo. Todos tienen bien en claro que, al margen de la relación, será necesario contar con los dos a pleno para que la Argentina tenga posibilidades de volver a luchar por la Copa Davis.

Comentá la nota