Acreedores de Petitti, un año de espera.

GENERAL PICO: La legisladora denunció que le debe a dos bancos, una empresa, una mutual deportiva y a una persona particular. El proceso de pago verá la luz hacia fines de 2009. El miércoles se sortea el síndico.
Casi un año deberán esperar los acreedores para saber si hay un acuerdo de pago. Ese es el plazo judicial que se estima llevará el concurso de la diputada Silvia Petitti, hasta la fecha de audiencia. El representante legal de la legisladora, Emil Marcos Koncurat, presentó el escrito esta semana en los tribunales de General Pico, que por sorteo recayó en el Juzgado Civil 2, a cargo de la magistrada Claudia Guazzaroni.

Situación financiera.

Según confirmó una fuente tribunalicia, la legisladora denunció una deuda de casi 130.000 pesos, que incluye entre sus únicos acreedores a dos entidades bancarias, una empresa de cosméticos, la mutual de un club, así como una persona particular, un caso documentado en una escribanía. Esa es la composición de la situación financiera del endeudamiento. Petitti solo dice tener como patrimonio una camioneta y un automóvil Renault Clío.

De acuerdo a lo que se estableció, el miércoles 28 de enero, a las 10, se sorteará el síndico que actuará en el concurso de acreedores. Después de la notificación, se esperará por la aceptación y, en caso de negativa, se nombrará el suplente.

La fuente judicial explicó que, con el síndico nombrado, vendrá luego la etapa de publicación de edictos y, después, habrá un plazo de 15 días para que se presenten los deudores y verifiquen sus créditos. De allí, surgirá la cifra definitiva que compromete a Petitti.

Cesación.

La legisladora del radicalismo afirmó, en varias oportunidades, que para afrontar el acoso financiero, la familia se desprendió de dos inmuebles, con el fin de pagar los compromisos que habían contraído. En una entrevista concedida a LA ARENA, había afirmado que entró en cesación de pagos voluntaria el 19 de noviembre del 2008.

Cuando asumió como diputada provincial, en su declaración jurada, dijo tener un pasivo de 66.000 pesos y un activo de 397.429. Así, figura en el Boletín Oficial del 18 de marzo del 2008. Sobre esas cifras, se posan las miradas de los fiscales que buscan dilucidar si hubo omisiones, ante el Tribunal de Cuentas de la provincia.

Petitti admitió el contacto fluido con prestamistas con los cuáles habría contraído un millonario endeudamiento que, según trascendió, superaba el millón de pesos. En sus días de descontrol, sumó decenas de cheques sin respaldo, hasta llegar a la suma cien. Muchos de ellos cayeron en manos de comerciantes de la ciudad.

La situación generó una crisis política dentro del radicalismo, que terminó con la decisión de Petitti de formar un bloque unipersonal, al parecer por sugerencia de la dirigencia de la línea Blanca.

Comentá la nota