Acostumbrada, la gente pide y los candidatos no tienen respuestas

Tras el reclamo directo hecho por el gobernador a sus dirigentes, para que no comprometan bolsones ni otras dádivas al electorado, varios candidatos no ocultaron su preocupación. ‘La gente está acostumbrada a que le den y tiene enormes necesidades. No pide comida, pide un plan social o un trabajo y no tenemos nada’, dicen.

Aunque no se animen a confesarlo en público, la decisión del gobierno de no ‘abrir’ la caja para la campaña política y no ‘financiar’ el reparto de bolsones y otras dádivas, no cayó bien en la mayoría de los candidatos del oficialismo.

Riojavirtual pudo dialogar con media docena de aspirantes a cargos legislativos provinciales y municipales, quienes advirtieron con preocupación que la decisión del gobernador Luis Beder Herrera ‘se veía venir, pero nos complica porque la gente está acostumbrada a pedir y recibir, es parte del sistema’, dijo uno de los consultados.

"En los barrios, sobre todo en los asentamientos y donde se palpa mas la indigencia, la gente tampoco pide comida ni tanta cosa; la mayoría reclama un plan social de empleo que le asegure unos pesos al mes para poder comprar lo mínimo", dijo otro de los candidatos, afligidos.

"Sin recursos será difícil cambiar una cultura que la dirigencia mayor fomentó durante décadas. Coincido en que en algún momento debemos empezar a construir una política diferente, pero una cosa es no dar bolsones, chapas o inodoros y otra es no tener elementos para responder a las urgencias’, dijo por su parte un candidato joven a concejal.

‘Lo único que quiero decir es que, si los dirigentes tenemos la responsabilidad de sumarle votos al peronismo para meter los dos diputados nacionales, es un mal momento para cambiar el estilo de hacer política. Después, si no llegamos con los votos, que no nos culpen", sentenció otro dirigente, en este caso un experimentado puntero barrial que ahora apunta a una banca en el Concejo Deliberante capitalino.

Comentá la nota