¿Te acordás hermano?...¡¡¡Qué tiempos aquellos…!!!

Para el Intendente Municipal no existimos. Así de clara y contundente esta afirmación que si bien ya la intuíamos, nos costaba reconocer.
Siempre creíamos que aquel pujante y luchador político que supimos conocer en su época de “bolsillos flacos”, no había perdido su esencia. Hoy vemos que nos equivocamos y nos duele, ya que mas allá del funcionario ( de turno, por cierto) estaba ese Rubio de Dolores, que con una humildad características de la gente del interior, ganaba adhesiones

Hace escasas horas acaba de dar una nueva conferencia de prensa a la que más allá de no haber sido invitados, ni siquiera se nos notificó sobre su realización. Y lamentablemente no es la primera vez que esto nos sucede. Ya van más de diez!!!!.

Quizás él, como la gente que le maneja la Prensa o desde su entorno más íntimo, crea que no nos merecemos siquiera cruzar dos preguntas en este momento de gloria que está viviendo.

De algo nos damos cuenta: ya no nos necesita como cuando en sus inicios, tirando en yunta con Fernando Alvarez nos llenaba de información , o como cuando allá por el 2003 recurría a nuestros servicios ante la “veda” que se le había impuesto en el Multimedios de la ciudad, hoy convertido en su Vocero Oficial.

Somos concientes que los más de 1500 lectores diarios que cuenta nuestro Portal son pocos para la difusión que pretende darle a su hoy plausible gestión municipal.

En estos momentos no creemos que fue un “olvido circunstancial”, ya que en ese caso serían más de 10 “olvidos circunstanciales”…

Pero que quede en claro algo: esto no significará que dejemos de publicar lo que surja a través de su Departamento de Prensa. Seguiremos como hasta ahora, difundiendo todo lo que nos llegue; resaltando lo positivo y criticando, si así fuese necesario, lo que consideramos negativo.

Entiéndase bien, no somos dueños de la verdad, solo somos simple transmisores de las noticias que se suceden o que surgen a la consideración pública por nuestra capacidad profesional. Es más , sabemos que , si bien hoy es “poderoso” , tiene un poder que le prestó el Pueblo, y que no durará toda la vida…. Ejemplos sobran y no nos alcanzaría los dedos de las dos manos para enumerar a quienes se creyeron ser Dios y “manejar el paraíso”, y terminaron en el infierno.

Pero, como decíamos al principio, lo que nos duele es tener que reconocer que la “fama” lo cambió. Que ya no le interesa estar en contacto con aquellos periodistas que supimos caminar a su lado, en alguna de sus etapas políticas, rumbo a este glorioso presente.

Seguramente se escudará que no es su función llamar a la prensa, algo muy cierto, pero fue él quien puso al frente de Prensa a quienes tienen la obligación ( moral al menos) de comunicar a todos sobre los actos de gobierno. Hoy, reiteramos, no existimos para el Intendente. Somos demasiados pequeños para perder el tiempo en este medio.

Nosotros no nos olvidamos de esa máxima de la física: Todo lo que sube, en algún momento tiende a bajar…

Allí te estaremos esperando Gustavo Pulti.

Miguel Avellaneda

Comentá la nota