Acordaron aumento en Salud

La oferta del Ejecutivo establece un mínimo de 220 pesos para el personal operativo y un máximo de 2.100 para los médicos con especialidad. La recomposición salarial prevé un desembolso anual de 41 millones de pesos.
Los gremios que representan a los trabajadores de la Salud Pública acordaron ayer con el gobierno provincial una propuesta de recomposición salarial que prevé un desembolso anual de 41 millones de pesos. Antes de rubricar el acta acuerdo, la oferta fue aceptada por mayoría en asamblea.

El acta acuerdo que rubricaron las partes reunidas en Casa de Gobierno establece montos fijos remunerativos no bonificables –de bolsillo- a pagar en forma escalonada durante 2009, a los agentes con desempeño efectivo en el sistema sanitario.

"La población tiene resguardado el derecho a la salud", subrayó el ministro de Gobierno, Educación y Cultura, Jorge Tobares; en tanto que su par en Salud, Daniel Vincent, puso el acento en que el sistema de salud "está garantizado en lo que hace a recursos humanos y equipamiento".

Los montos

El acuerdo ofrece un mínimo de 220 pesos para el personal operativo y un máximo de 2.100 para los médicos con especialidad. Los auxiliares percibirán 300; los técnicos, 400; mientras que el monto en el agrupamiento de profesionales oscila entre los 500 y los 2.100 pesos. "La suma será proporcional a las horas trabajadas de acuerdo a la unidad salarial básica", aclara el acta.

El subsecretario de Salud, Gustavo Curtino, adelantó que en lo sucesivo se comenzará un proceso de normalización de las cirugías programadas en los hospitales y que, en no más de diez días, se podrá dar respuestas a los pacientes, y dijo que «habrá una disminución de gastos porque no se van a hacer las derivaciones a terceros».

La oferta fue aprobada por mayoría porque supera ampliamente lo que Gobierno había ofrecido -22 millones de pesos no remunerativos ni bonificables- a través del controvertido Decreto Provincial Nº 574.

Sin embargo, los gremios advirtieron que los resultados no conformaron en su totalidad al sector porque, entre otras objeciones, los incrementos no son al básico, se percibirán en cuotas, y la inversión que se pretende es mayor para contener y recuperar el recurso humano.

Los salarios del personal operativo, auxiliar, técnico, más residentes, serán mejorados en dos cuotas (abril y julio), mientras que el resto de los profesionales recibirán un aumento en cuatro (abril, julio, septiembre y noviembre). La primera cuota, según especifica en acuerdo, se liquidará en la primera quincena de mayo, por planilla complementaria.

Además, la propuesta que rubricaron por acta acuerdo contempla un suma fija remunerativa no bonificable de 100 pesos, para los agentes que realicen turnos rotativos y nocturnos más francos no calendario, a partir de abril.

Mesas de trabajo

También acordaron establecer una mesa técnica de contralor de la aplicación del acuerdo dentro de los próximos 20 días, que analizará el tratamiento de las asincronías en el Ministerio de Salud y Seguridad Social.

En tanto, se conformará una mesa técnica de análisis para garantizar el pleno funcionamiento del Sistema de Salud, en el ámbito de la Subsecretaría de Salud.

Las partes incluso convinieron el no descuento de los días de paro y la constitución de una comisión para discutir y unificar criterios acerca del Régimen de Licencias.

Contreras explicó que los trabajadores están conformes a medias porque "solicitamos que los incrementos sean al básico y una mayor inyección de dinero para contener y seducir al recurso humano en fuga".

"Con esto se puede evitar la sangría, pero es muy difícil una recuperación del recurso humano, sobre todo, en el ámbito de los profesionales", sostuvo el secretario del Sindicato de Profesionales de la Salud Pública, César Dell’ Ali.

En la reunión, Contreras comentó que se planteó la necesidad de establecer una mesa salarial para discutir mayores incrementos y la convocatoria a paritarias para los primeros días de agosto de este año.

"Es necesario para que esta negociación salarial no caiga en saco roto", agregó Gustavo Nuño, paritario y asesor de UPCN, quien también observó que hubo "posiciones dispares" porque la oferta "no es la que todos pretenden".

Comentá la nota