Aconsejan vacunarse contra la fiebre amarilla si se viaja al norte del país

Desde el Ministerio de Salud de la Nación recomendaron la inmunización de todos aquellos turistas que se trasladen o pasen por provincias como Misiones y Formosa, en toda su extensión, y también algunas localidades de Corrientes, Jujuy y Salta, zonas consideradas "de riesgo". Claves para ir a Brasil.
Autoridades del Ministerio de Salud de la Nación recordaron que la vacuna contra la fiebre amarilla sólo es recomendable cuando existe una posibilidad cierta de contraer la enfermedad.

Esta política busca, por un lado, optimizar el manejo del recurso, y por otro, evitar efectos adversos como consecuencias de la vacunación, explicó la encargada de Inmunizaciones de la cartera sanitaria, Carla Vizzotti, según publicó el sitio web La Voz del Interior.

"Sólo deben aplicarse la vacuna las personas que viven en las zonas de riesgo, y los viajeros que vayan a esas zonas, o que al pasar por allí hacia otro destino, pernocten en esos lugares", señaló la funcionaria.

En la Argentina, las zonas consideradas "de riesgo" son las provincias de Misiones y Formosa, en toda su extensión, y también algunos departamentos de Corrientes, Jujuy y Salta.

En tanto, en el caso de Brasil, las áreas peligrosas son la zona selvática, el norte de Fortaleza y el Amazonas, y el área de Goiás. También Paraguay es un país catalogado como riesgoso.

No obstante, Vizzotti sostuvo que ni la Argentina ni Brasil requieren a quienes ingresan a sus fronteras el certificado de vacunación contra la fiebre amarilla, algo que sí sucede en otras naciones del mundo.

Vacunación

La funcionaria explicó que la vacuna debe colocarse al menos 10 días antes de viajar a las áreas peligrosas, en aquellas personas de entre 1 y 60 años.

En tanto, "está contraindicada para los niños menores de 6 meses y para las personas que tienen alergia severa al huevo", agregó Vizzotti.

La especialista también indicó precaución a los mayores de 60 años, las personas inmunodeprimidas y las embarazadas, ya que aumentan las posibilidades de que se produzca un evento adverso. "En estos casos se debe consultar al médico", dijo.

"La vacuna es muy beneficiosa, pero al ser a virus vivo atenuado, existe la posibilidad de eventos adversos, por lo cual hay que aplicársela sólo si es necesario", agregó Vizzotti. En 2008, nueve personas sufireron efectos colaterales, y una de ellas falleció.

Con respecto a las reservas de vacunas, la funcionaria señaló que "se compraron 400 mil dosis al Fondo Rotatorio de OPS, que llegaron este mes, y hay un stock en reserva por si se produce otro brote".

Comentá la nota