Aclaran que puede haber propaganda electoral en los colectivos de SAETA.

En el exterior del coche sí. En el Interior no. Esas son las decisiones que existen en torno a la posibilidad de hacer propaganda político-electoral en los colectivos de los corredores de la Sociedad Anónima de Transporte Automotor (SAETA).
El gerente general, Gastón Moreno, indicó que esto se dispuso en tanto la parte exterior del coche fue concesionada a una empresa, mientras que el Interior del colectivo es manejado por la SAETA. Aseveró que hace unas 3 semanas prohibió que se dispongan en el interior de los colectivos las propagandas políticas, para evitar problemas que pongan en tela de juicio su posición o gestión en épocas electorales. Y es que hay candidatos que claramente tienen el apoyo del gobierno provincial, por lo cual se puede sospechar sobre la utilización de los colectivos de la concesionaria con fines electorales. De hecho, la consulta a Moreno surgió ayer luego de ver en los coches la propaganda del candidato a diputado nacional por el Partido Justicialista, Fernando Yarade, quien es apoyado públicamente por el gobernador Juan Manuel Urtubey. Moreno detalló que las determinaciones sobre lo que se publicita en la parte exterior del coche está a cargo de la imprenta Centro Imagen. Al ser consultada, la titular de la empresa, Nilda Abilés, dijo a Nuevo Diario que la posibilidad de hacer propaganda está abierta a todos los candidatos, y que de hecho tenía otros dos presupuestos que le habían solicitado para hacer este tipo de propaganda.

Según lo referido por Moreno, la empresa tiene en sus manos la concesión de la publicidad exterior de los colectivos hace mas de dos años, luego de ganar un concurso de precios. Y es que si bien se llamó a licitación, se tuvo que hacer el concurso luego de que el proceso quedara desierto.

Dijo que ya el año pasado se hizo una renegociación del contrato con Centro Imagen, en el cual se dispuso subir el piso del porcentaje que debe pagar la empresa por explotar la publicidad exterior de los coches. En este caso, sostuvo que Centro Imagen paga un 35% del total de publicidad que hay en los colectivos, mientras que se agrega un pago cercano a los $5000 mensuales por tener la concesión. Al ser consultado por las limitaciones contractuales que pueden haber respecto al tipo de publicidad, dijo que solo se sostiene que la empresa a cargo de la concesión no debe exponer "mensajes que puedan dañar la moral o las buenas costumbres". En cuanto al espacio que venden en los colectivos de la SAETA para propaganda política, Moreno sostuvo que no se puede obligar a la empresa "a vender o no vender", dado que no hay prohibiciones en el contrato otorguen a la SAETA esta potestad.

Comentá la nota