Aclaran que en los barrios no podrán debatir presupuesto, y que sólo lo hará la zona rural

“Creo que todavía la comunidad no está preparada para esta herramienta, en cuanto a que no hay una identificación clara de cada vecino respecto a una porción de la ciudad” entendió ayer Civale.
La Secretaría de Economía del Municipio aclaró ayer que por ahora no habrá debate de presupuesto participativo en la ciudad, tras dar a conocer que la prueba piloto avanzará exclusivamente en la delegación rural de Vela.

“Para este año está sólo planteado para las localidades rurales” aseveró ayer el titular de Economía, Matías Civale, al ser consultado sobre la posibilidad de avanzar con un esquema similar en barrios de la ciudad.

De todos modos, señaló que “eso no quita que más adelante se pueda ampliar”.

El funcionario municipal, reiteró que la idea “es que las instituciones, sean de barrios o de localidades rurales, sirvan de multiplicadores, porque las asambleas van a considerar a cada vecino individualmente y no a cada institución”.

En tal sentido, insistió que “lo que se pretende es que cada uno de ellos tenga expresión y representación individual, no en términos de la institución en particular, porque si lo llevamos a una discusión entre instituciones para ver qué es lo mejor me parece que se pierde el objetivo que es que cada vecino se sienta en el rol del funcionario, a la hora de decidir”.

En particular sobre la posibilidad de hacerlo, además de en Vela, en los barrios tandilenses, se mostró cauto.

“Si bien es una apreciación personal creo que todavía la comunidad no está preparada para esta herramienta, en cuanto a que no hay una identificación clara de cada vecino respecto a una porción de la ciudad” entendió ayer Civale.

Argumentó que “sí se podría hacer en Tandil como conjunto, pero eso requiere todo un trabajo mucho más arduo. Nosotros elegimos las localidades rurales porque, más allá de que existe una población definida, con la que se puede trabajar tranquilamente en una convocatoria sencilla, la razón fundamental es que los límites geográficos están claramente definidos”.

Lo anterior, posibilita que “cuando se plantea determinada intervención está claro que se dará dentro de esos límites, pero cuando pensamos en términos de un barrio en particular los límites son mucho más difusos, y resulta muchísimo más complejo determinar esas problemáticas”.

Civale explicó además que la puesta en marcha en Vela fue demorada por el adelantamiento de las elecciones.

“Intencionalmente decidimos sacar esta discusión porque creemos que es lo suficientemente importante como para que se mezclara con cuestiones electorales o partidarias, porque podía atentar contra la participación ciudadana” afirmó.

“Ahora se han acortado las etapas y no habrá más de dos o tres asambleas, que comenzarán entre el 15 y el 20 de septiembre, los proyectos estarán en discusión hacia octubre, mientras que en noviembre estaremos en la última etapa cuando se haga la selección” reseñó.

Cabe recordar que ayer se anunció desde el Municipio que los habitantes de María Ignacia (Vela) podrán decidir, en un futuro cercano, el destino de los recursos asignados y elegir las obras y trabajos a realizar, de acuerdo a las necesidades que consideren prioritarias.

La prueba piloto para la implementación del presupuesto participativo se concretará en esa localidad y luego en Gardey.

Los habitantes de María Ignacia (Vela) podrán decidir el destino de los recursos asignados y elegir las obras y trabajos a realizar, de acuerdo a las necesidades que consideren prioritarias. La prueba piloto para la implementación del presupuesto participativo se concretará en esa localidad, luego en Gardey y a mediano plazo se irá extendiendo a las diferentes zonas de esta ciudad.

Comentá la nota