Acindar adelanta vacaciones pero por ahora no despide

El gigante siderúrgico Acindar (del grupo Arcelor Mittal) hará "todo lo posible para preservar los puestos de sus trabajadores efectivos", anunciaron ayer directivos de la empresa radicada en Villa Constitución, donde trabajan unas 3 mil personas.
También precisaron que adelantarán las vacaciones de su personal, y durante ese lapso los distintos sectores de la planta local estarán paralizados, según un plan de contingencia que se dio a conocer ayer. Esta medida apunta a "ganar tiempo" para pulsar el avance de la crisis global y sus consecuencias.

   Estos y otros anuncios fueron formulados por el gerente de Asuntos Externos de Acindar, Carlos Vaccaro, durante una reunión con el intendente Horacio Vaquié y el cuerpo de concejales, y en la que también participaron los medios de prensa de la región.

   Por su parte, la Unión Obrera Metalúrgica (UOM) local convocó para hoy al resto de las fuerzas vivas de la ciudad para conformar un comité de crisis, a fin de afrontar en conjunto lo que presumen se convertirá en una situación que "impactaría fuertemente en todos los sectores sociales" (ver aparte).

   La exposición de Vaccaro comenzó con un análisis de la situación mundial, donde desde una tendencia creciente de la siderúrgica hace sólo seis meses atrás, se pasó a este difícil momento.

   "Veníamos acelerados y nos llevamos una pared por delante, pero afortunadamente estamos bien parados, con una empresa saneada", explicó el directivo.

   En ese contexto, aseguró que Acindar "utilizará todos los medios para preservar el trabajo de nuestra gente, en quienes hemos invertido en capacitación, seguridad y salud".

   "Si fuera necesario tomar medidas, tendremos que pensar en rever contratos, pero siempre analizando caso por caso y causando el menor impacto posible, especialmente en los trabajadores efectivos", añadió.

   Con la intención de "ganar tiempo y auscultar la marcha de la crisis", Acindar elaboró un plan de contingencia que consiste en el adelanto de las vacaciones a la totalidad de su personal, entre el 1º de diciembre y fin de enero próximos.

   Durante ese período, en las que también habrá caídas de 4 a 3 turnos y otras medidas restrictivas, las secciones afectadas paralizarán su producción. "Otros años continuábamos la producción con personal temporario, pero ahora optamos por la paralización", reveló.

   Después será el turno de barajar y dar de nuevo porque el propio directivo aclaró que estas medidas se sostendrán "en tanto la duración del conflicto nos permita hacerlas".

   De hecho, para el 2009 Acindar prevé una merma del 15% en sus ventas en el mercado interno, donde va dirigido el 90% de su producción.

No sobreactuar. "Lo riesgoso es sobreactuar, y me parece que el mundo esta sobreactuando esta crisis. Lo prudente es sentarse y esperar, no generar falsas alarmas y trabajar en conjunto para que no cunda el pánico", sostuvo Vaccaro.

Comentá la nota