Acida crítica de Vilma Ripoll a la reforma política del oficialismo

La dirigente del MST-Nueva Izquierda analizó para el Multimedio el polémico proyecto. Dijo que es "un traje a medida para Néstor Kirchner".
Acida crítica de Vilma Ripoll a la reforma política del oficialismo

Vilma Ripoll analizó la propuesta del Ejecutivo nacional.

La reforma política propuesta por el Poder Ejecutivo nacional, que lleva el nombre de "Ley de Democratización de la Representación Política, la Transparencia y la Equidad Electoral" generó diversas reacciones entra la clase política.

La dirigente del MST-Nueva Izquierda, Vilma Ripoll, precisó en diálogo con Nuevo Diario que dicho proyecto "de reforma política no tiene nada", ya que manifestó que es "una reforma electoral modificando los partidos, pero no plantea temas muy importantes como es el voto electrónico, la lista única que puedan evitar que te roben los votos modificando todo el proceso electoral, que los fiscales sean por ejemplo los docentes o los judiciales o sea gente independiente de los partidos".

Ante esta situación manifestó que el proyecto que comenzará a ser analizado en los próximos días, es una estrategia del kirchnerismo "para hacer por decreto lo que no pueden hacer en la realidad". Agregó que por diversos caminos han intentado mantenerse en el poder, "pero han perdido, porque de verdad probaron todas, desde desdoblar las elecciones, las listas colectoras, el adelanto de las elecciones, los candidatos testimoniales, pero fracasaron".

Por ello consideró que el actual proyecto es "un traje a medida de Kirchner, porque intenta por decreto reconstruir el bipartidismo basado en no permitir ninguna disputa por fuera del partido justicialista que lo enfrente con condiciones que son para muchos inalcanzables, es decir para todos los partidos de oposición, incluidos el de Elisa Carrió y hasta el socialismo".

Por ello resaltó que cuando se trate dicha iniciativa, "habría que ver las condiciones de afiliación más los resultados del 3% en la interna a nivel nacional, que significan 500 ó 600 mil votos, en una interna en la que al mismo tiempo obligan a la gente a ir a votar en partidos en los cuales no está afiliada".

Además resaltó que "no hay proporción porque la afiliación pide 114.000 más o menos y te obliga que te voten 600.000 personas, lo cual indica que está todo preparado para intentar hacer por decreto lo que no pueden hacer por la realidad".

Por ello es que agregó que "la ley está a medida para obstaculizar dentro del partido justicialista a quienes le pueden disputar un cargo, ya que buscan que desaparezcan todas las opciones, además de las de izquierda, centro izquierda, intentan que desaparezcamos del marco electoral".

"Una señal antidemocrática"

Vilma Ripoll dijo que el proyecto del Ejecutivo es "una señal antidemocrática absoluta" que indicó que se suma "a la reciente aprobación de la Ley de Medios con el tema de la publicidad, que está bien que no sea privada y que sea equilibrada, pero es una ley por la cual ellos concentran en mano del jefe de gabinete no sólo el organismo de control de la ley sino también la pauta publicitaria estatal o sea que manejarían todo: los partidos, la plata, el control, la autoridad de aplicación de la ley de los medios, lo que demuestra que quieren tener el control de todo".

Igualmente indicó que en caso de que se apruebe dicha ley, "va a generar bronca de la gente porque le quieren imponer cosas, tal es el caso de que quieren obligar a ir a internas de partidos a los que no quieren saber nada más allá de las personas que votan en blanco".

Comentá la nota