"Se han achicado mucho los gastos"

El gobernador Binner señaló que hay obras que se han reprogramado por la crisis económica que atraviesa la provincia, y reconoció que algunas de las obras previstas para el 2010 no podrán concretarse, al menos hasta el momento.
El gobernador Binner se refirió al presupuesto 2010 y a la necesidad de austeridad, teniendo en cuenta el déficit de $510 millones que presenta la provincia. En esta ocasión, el primer mandatario provincial reconoció que se han achicado notablemente los gastos y se ha decidido reprogramar algunas obras y extender el plazo de realización.

"El presupuesto austero tiene que ver con los egresos. En la medida que haya ingresos hay muchas necesidades, pero básicamente nuestra preocupación es detener los niveles de pobreza, revertirlos y avanzar en la idea de que la gente no tiene que migrar sino que tiene que desarrollarse en sus lugares", señaló el gobernador.

Acerca del recorte de gastos tan exigido por el justicialismo, el gobernador apuntó: "se han achicado mucho los gastos. Hay obras que se han prolongado en su ejecución, que se han reprogramado en función de encontrar una ecuación económica que permita que, en la medida que vaya ingresando dinero, repartirlo para todos".

Cuasimonedas

En cuanto a la posibilidad de emitir cuasimonedas para hacer frente al pago de la obra pública, el gobernador reconoció que todas las provincias argentinas que está atravesando la misma crisis, están analizando la posibilidad de hacerlo, pero sostuvo que por el momento Santa Fe no lo haría.

Sobre la importancia de los grandes acueductos y el gasto que esta gran obra conlleva, Binner apuntó: "no es justo que una gestión pague una obra que significará para 60 u 80 años. Encontrar una financiación para la construcción de estas mega obras, es una necesidad para que se vaya amortizando en función de su construcción y el uso de la misma".

Comentá la nota