Se achica el superávit de las cuentas públicas

El saldo entre ingresos y gastos cayó 60 por ciento en la comparación interanual de marzo. Es por el efecto de la crisis y a pesar de que ahora se contabilizan los fondos que administraban las AFJP.
El sector público nacional registró en marzo un superávit primario -previo al pago de los intereses de la deuda- de 895,6 millones de pesos, lo que implica una disminución del 60 por ciento frente a igual mes del año pasado.

En tanto, el resultado financiero -luego del pago de los intereses de la deuda- mostró un déficit de 732,8 millones de pesos, mientras que en marzo de 2008 se había obtenido un saldo favorable de 851,4 millones de pesos.

Los detalles sobre el desarrollo de las cuentas fiscales fueron explicados ayer por la tarde por el secretario de Hacienda, Juan Carlos Pezoa, durante una conferencia en el Ministerio de Economía.

Al mismo tiempo, la presidenta, Cristina Fernández, elegía anunciar los resultados trimestrales, donde se obtuvo un superávit primario de 4500,9 millones de pesos. Asimismo, la mandataria adelantó que el superávit comercial del primer trimestre de 2009 fue de 3.403 millones de dólares. "En unos días más se va anunciar el superávit comercial del primer trimestre de 3.403 millones, 6 por ciento más que en el mismo período del año anterior. Eso es algo casi maravilloso", sostuvo la jefa de Estado, en alusión a los efectos de la crisis internacional. Pese a la fuerte reducción del margen positivo durante marzo, Pezoa rescató que "desde 2003 el gobierno mantiene posiciones superavitarias" y fustigó a quienes consideran que la economía está en caída.

"No es todo como algunos en forma agorera dicen que nos caemos o que los números son distintos", enfatizó el funcionario, quien recalcó que "estos son los números más allá de que algunos digan que se los maquilla".

La crisis

Si bien no se refirió a la fuerte reducción en el nivel de superávit, Pezoa reconoció que la economía se ve afectada por el impacto de la crisis internacional en el comercio exterior. La caída tanto en exportaciones como en importaciones redujo los ingresos fiscales, entre otras cosas por bajas en los derechos de exportación (retenciones).

Pezoa recalcó que los ingresos del Estado se sostienen porque "se mantiene muy bien el consumo interno". El funcionario admitió que las arcas fiscales se vieron reforzadas por unos 1.000 millones de pesos provenientes de la reforma del sistema de jubilación, pero enseguida dijo que se compensó por la falta de un monto similar proveniente de las Rentas de la Propiedad del Banco Central, que se habían computado en marzo de 2008 y que estaban ausente en esta liquidación.

Con el resultado de marzo el primer trimestre cerró con un superávit primario de 4500,9 millones de pesos, mientras que el superávit financiero fue de 952 millones de pesos.

Comentá la nota