Achacan la derrota electoral del PJ a la gestión provincial

La opinión y razones de los votantes parece contradecir los argumentos que esgrimió el Gobierno tras las elecciones legislativas del 28 de junio.
En Mendoza, son más los que creen que la culpa de la derrota del PJcorresponde a Celso Jaque y su gestión que al Gobierno nacional o a los candidatos y la campaña de ese partido.

En sus declaraciones en los días posteriores a las legislativas, el propio Gobernador y los funcionarios más encumbrados del Ejecutivo insistieron en que las causas de la paliza eran múltiples, aunque ponían en primer lugar la nacionalización de la votación por la presencia de Julio Cobos y su oposición a los Kirchner. Después, aparecían las críticas a la gestión provincial y también los candidatos.

Pero una encuesta pos electoral encargada por la Fundación Contemporánea indica que mientras 31% de los mendocinos opina que hubo un rechazo al gobierno de Jaque, 25,2% lo relaciona con una decisión contra la gestión de Cristina de Kirchner y 40,8% espontáneamente dijo que fue por ambos.

Cuando se desagregan las respuestas de acuerdo al partido al que votaron los encuestados, resulta que entre los adherentes al PJ casi la mitad (48,2%) cree que el resultado fue un rechazo a Jaque, sólo 12,5% le atribuye culpas a la Presidenta y 32,1% a ambos. En tanto, quienes apoyaron al Frente Cívico les otorgan una responsabilidad similar y los demócratas apuntan más a los Kirchner, ratificando que están más preocupados por lo nacional que por lo provincial.

Si se compara la influencia que tuvieron el Gobernador y su gestión o la campaña y sus candidatos en el resultado electoral, nuevamente Jaque sale perdiendo. El 76,9% de los encuestados apunta al mandatario como el responsable y sólo 18% al tándem Adolfo Bermejo-Omar Félix y la estrategia preelectoral. Al desagregar, vuelven a aflorar diferencias: son los propios votantes del PJ quienes resultan más críticos de los postulantes (30,4%) y los del Frente Cívico los que más señalan al gobierno del malargüino (82,7%).

La encuesta de la Contemporánea, que realizó Juan Manuel Carballo, tiene un fin político: la fundación que nutrió de ideas y funcionarios a Jaque hoy está muy lejos de éste y su líder, Simón Bestani, encabeza un proyecto político cercano al peronismo disidente y a Mauricio Macri. Por eso, se apuntó a tener un diagnóstico de la situación provincial para saber a partir de ahora cómo encarar su posicionamiento.

Este tipo de trabajo sobre la realidad mendocina se va a repetir bimestralmente y arrancó con un sondeo preelectoral que vaticinaba el amplio triunfo cobista.

Quién, cómo y por qué

El sondeo también explora el perfil de los votantes de cada partido. Así, los sufragios del PJ se reparten por igual entre hombres y mujeres, mientras el Frente Cívico tuvo más votos femeninos y el PD, masculinos. En cuanto a las edades, 66,1% de los adherentes al PJ son personas de entre 18 y 44 años, quienes representan 65,6% en el PD y 51,9% en el Frente.

La mayoría de los mendocinos (58,3%) dijo haber emitido un "voto a favor de" y 28,5% admitió haber votado "en contra de". En este mismo sentido, 25,8% se guió principalmente por el partido, 30,2% por el candidato y 30,2% por las propuestas. Tal vez lo más llamativo acá sea que, al desagregarse por fuerza política, más de la mitad (51,8%) de los que apoyaron al peronismo dijeron que lo habían hecho por el partido, es decir que son aquellos que siempre lo votan más allá de qué proponga y a quién postule.

Y cuando se interrogó en qué medida habían votado influenciados por los planos políticos nacional y provincial, 45,8 optó por el primero y 37,6% por el segundo. Pero las diferencias son grandes cuando se discrimina por el partido al que votaron. Así, 53,6% de los peronistas dijo haberse fijado en lo nacional y 30,4% en lo provincial, muy similar a la respuesta de los demócratas: 56,3 y 31,3 respectivamente. Pero los que se inclinaron por el Frente Cívico repartieron por igual su atención: 43,6% apuntó a la situación nacional y 43,6% a la provincial, mostrando un mayor interés así que el resto en la realidad mendocina.

Pero lo que deben tener en cuenta todos los partidos y todos los candidatos son dos preguntas relacionadas con la representación. Sólo 39,3% dijo sentirse muy o bastante representado por el partido al que votó, mientras que 56,3% dijo sentirse poco o nada representado. Esta mirada crítica se profundiza en el PJ (35,7% contra 64,3%) y se suaviza en el Frente Cívico (46,2% contra 51,3%).

Mientras que cuando se pregunta por los postulantes, la sensación mejora: 48% optó por decir que se siente muy o bastante representado y 46,9% poco o nada representado, con los del Frente como los más favorecidos (55,2% contra 42,3%) y los del PD los más cuestionados (46,9% contra 50%).

Comentá la nota