El Acertijo: ¿Quién es la ex concejal ensenadense acomodada?

El Acertijo: Entre la mala voluntad y el desequilibrio mental.
En todo el territorio de la Nación, el recambio legislativo trajo buenas y malas noticias, según el caso. En nuestra región particularmente, los resultados fueron ambiguos, sobre todo para una reconocida ex concejal de la localidad de Ensenada que, a pesar de haber perdido su banca, logró caer parada como un gato -si es que se me permite la metáfora-.

La dama en cuestión es nada más y nada menos que una edil oficialista saliente que, luego de pavonearse por el recinto del Concejo Deliberante ensenadense durante cuatro largos años, fue acomodada, gracias a un acuerdo con el intendente Mario Secco, en una reconfortante dirección municipal.

Lo más llamativo es que la agraciada mujer obtuvo un status en la comuna que, sorpresivamente, batió todos los records. ¿Por qué? El contrato firmado corresponde a la categoría más alta existente, inalcanzable para un recientemente contratado -obviamente, alcanzable solo si se actúa por izquierda-.

Como si esto fuera poco, luego de entrar al Libro de los Guinness de la municipalidad de Ensenada, la ex concejal inició su primera jornada laboral con fuertes peleas con sus nuevos compañeritos: "Entró con aires de grandeza al departamento municipal y se puteó con medio mundo", cuenta una de las víctima.

El Acertijo: ¿Quién es la ex concejal tocada por la varita mágica de Secco?

Comentá la nota