Se acerca el cierre de listas y llega el tiempo de definiciones importantes para las partidos

Una oferta electoral del Gobierno es analizada por Acción Marplatense * Pulti y su partido deberán optar entre acompañar al kirchnerismo en las listas o mantener independiente la boleta de AM
Gustavo Pulti medita la decisión más importante de su carrera política, mientras en La Plata y Olivos esperan su respuesta. En tanto, el radicalismo y la Coalición Cívica marplatenses aspiran a cerrar un acuerdo que todavía no empezó a negociarse y el PJ disidente apura las negociaciones para poder anunciar la próxima semana a todos sus candidatos en la Quinta Sección Electoral.

A casi dos meses de las elecciones, el panorama electoral empieza a entrar en la etapa de definiciones: es la hora jugar a todo o nada. Y la mayoría ya lo está haciendo porque a la medianoche de este lunes es el último plazo para inscribir alianzas y frentes electorales y el 9 de mayo es la fecha límite para presentar las listas de candidatos.

El intendente Pulti enfrenta así la encrucijada de su vida política: ceder a las ofertas electorales del kirchnerismo y sumarse a la boleta del oficial o mantener el espíritu de partido local que impuso Acción Marplatense. El intendente sabe que la decisión pude cambiar su futuro y la del movimiento político que fundó.

El radicalismo y la Coalición Cívica todavía están lejos de sellar el acuerdo que sus líderes cerraron en Mar del Plata. Los dos partidos todavía deben resolver diferencias internas para después sentarse en la mesa de negociaciones de las candidaturas. Por ahora, en Mar del Plata, ese frente electoral no muestra avances concretos.

El PJ disidente está en pleno estado deliberativo y es probable que en los próximos días ya se definan aquí los candidatos de la unión entre Francisco De Narváez, Felipe Solá y Mauricio Macri.

El dilema de Pulti

En Acción Marplatense se vienen días claves y para Pulti no es una decisión fácil. Tal como están planteadas las cosas a 400 kilómetros de Mar del Plata, sabe que con decirle sí a la estrategia del oficialismo nacional y provincial se ganará el favor de Olivos y La Plata y que eso equivale a continuar recibiendo inversiones en obras y a no sufrir complicaciones financieras hasta el final de su mandato, más allá de los votos que obtenga el 28 de junio. En contra, esa decisión podría provocarle una caída de su imagen entre buena parte de los vecinos que lo han apoyado hasta ahora, en una ciudad que históricamente le fue esquiva al peronismo.

Por el contrario, si se resiste a la idea de sumar su "candidatura testimonial" a las de Kirchner y Scioli (en el caso de que finalmente ambos figuren a la cabeza de la lista del PJ en la provincia de Buenos Aires) para conservar la independencia de AM, no es descabellado pensar que deberá transitar dificultades en la gestión porque su gesto sería considerado un desplante político. Sería lamentable porque en rigor Pulti coincide con el modelo de desarrollo industrial de tinte nacional que identifica al Gobierno y cree -en serio- en las bondades de ese esquema. Y hasta estaría dispuesto a apoyar públicamente todo eso en la campaña electoral, con nombres y apellidos. El único punto de discordia es que no confía en la herramienta de las "candidaturas testimoniales", no cree que sea necesario postularse como primer concejal para después seguir siendo intendente.

En Acción Marplatense especulan con estos dos escenarios posibles y están arribando a las conclusiones finales. El escenario más duro sostiene que si Pulti no se suma al kirchnerismo en las elecciones, la gobernabilidad de Mar del Plata podría estar en peligro. El intendente tomó la Municipalidad con las cuentas en rojo después del paso de Daniel Katz por el Ejecutivo. Ante este panorama, el apoyo económico de la Nación y la Provincia fueron fundamentales para que la gestión tomara impulso. Hubo anuncios e inversiones millonarios de todo tipo para la ciudad. Y en la lógica política, eso debe "pagarse".

En AM aseguran que en el caso de ceder ante las presiones del Gobierno, el intendente se enfrentará a un panorama incierto frente los marplatenses. Una ciudad que históricamente le quitó apoyo al peronismo, podría pasarle factura en las urnas.

La decisión no podría pasar de mañana a la medianoche porque hay que inscribir las alianzas.

Mientras el intendente define el futuro, las candidaturas a concejales toman forma. Fuentes de AM le confirmaron a LA CAPITAL que de los funcionarios Alejandro Ferro, Mariano Pérez Rojas, Agustina Palacio y Eduardo Pezzati mencionados por este diario a principios de semana, saldrán dos candidaturas a concejal. Uno encabezará la lista y el otro ocupará un lugar de privilegio. El resto de los lugares más importantes ya estarían reservados para Héctor Rosso y Marcela Amenabar, que este año finalizan sus mandatos en el Concejo.

El kirchnerismo espera

En el kirchnerismo marplatense, todos están esperando la decisión del intendente. "Es muy importante que él juegue para nosotros", confió uno de los armadores K en la ciudad.

De todas maneras, apuran las negociaciones ante la posibilidad que Pulti se niegue a sumarse y ya hubo contactos entre Adela Segarra, Daniel Rodríguez, Juan Domingo Novero y Carlos Cheppi. Además quieren sumar al acuerdo a Juan Garivoto, un histórico, que guarda silencio sobre el particular.

UCR y CC, aún sin acuerdo

El acuerdo que sellaron en Mar del Plata el radicalismo y la Coalición Cívica todavía está lejos de concretarse en la ciudad. Los dos partidos por ahora sólo mantuvieron conversaciones informales y casi no avanzaron en la conformación de un frente político.

El panorama en el radicalismo aparece más claro. Con las elecciones internas definidas, ahora esperan sentarse a negociar con la Coalición Cívica. "Todavía no podemos hacerlo porque necesitamos que el ARI y el GEN elaboren una propuesta conjunta para presentarnos. Sino es imposible que haya definiciones", le confió una fuente a este medio.

En la UCR no todos están de acuerdo con armar un frente con la Coalición Cívica. El efecto Alfonsín, la buena imagen de Vilma Baragiola y la negativa de algunos candidatos para ceder importancia podrían poner en riesgo el frente electoral. De todas maneras, los dirigentes que más trabajan para llegar a un acuerdo son optimistas, pero esperan que las definiciones lleguen lo antes posible. "Necesitamos que del otro lado nos presenten una propuesta en conjunto porque el partido tiene hay respetar mecanismos internos para armar un frente electoral", relató una fuente que pidió reserva.

Esto significa que los radicales deberán someter un futuro trato ante un comité integrado por 26 miembros. Para lograr la aprobación 16 deberán estar a favor. "Es casi una mayoría especial. No queremos que los tiempos se retrasen para poder conseguirla", le confiaron a LA CAPITAL.

En la Coalición Cívica todavía no salen de sus diferencias internas. Desde el ARI aseguran que la lista de candidatos del partido estará encabezada por Carlos Abruzza. Pero desde el GEN lo desmienten y afirman que Guillermo Eciolaza estará al frente de la coalición. El partido que encabeza Elisa Carrió navega en un mar de contradicciones.

"Muchos tenemos mejor relación con los radicales que entre nosotros", explican desde la Coalición Cívica.

Las dudas internas parecen poner en riesgo el acuerdo en la ciudad. Pero las pretensiones de los partidos podría destrabar el panorama.

En la UCR quieren los dos primeros lugares de la lista (Vilma Baragiola y Nicolás Maiorano). Y en la coalición pretenden dos entre los primeros cuatro. "Es lo mínimo que nos merecemos. Pero tenemos que apostar al acuerdo porque si Pulti afloja con Kirchner va a perder muchos votos. Y nosotros quedaríamos bien posicionados para el 2011", analizó una fuente cercana a Margarita Stolbizer.

El PJ disidente, define

En el Pj disidente está llegando la etapa de las definiciones.

Al cierre de esta edición seguían las negociaciones para empezar a definir los principales lugares de las listas.

Alfredo Meckievi, Cristina Di Rado y Gastón Guarracino se perfilaban para ser candidatos a senadores provinciales.

Cómo es el cronograma electoral

28 de abril: finaliza el plazo para constituir alianzas electorales.

29 de abril: fin del plazo de reclamos de electores

e inicio la campaña electoral.

9 de mayo: vence el plazo para registrar candidatos y oficializar las listas.

27 de mayo: se inicia la campaña por medios de comunicación.

29 de mayo: distribución y exhibición de padrones.

Vence el límite para la designación y ubicación de mesas.

8 de junio: límite para la designación de autoridades de mesas

21 de junio: comienza la restricción para la publicidad de los actos de gobierno

28 de junio: día de la elección

herramientas

mas menos

enviar a un amigo

imprimir

relacionadas

* Firmaron el convenio con la empresa que construirá la terminal en Miramar

* Discuten la concesión del servicio de gas domiciliario en Villa Gesell

* En Lobería no se definió quienes serán los candidatos del oficialismo

* La Provincia auspicia los rellenos sanitarios para disponer los residuos

Comentá la nota