"Acepté ser candidato porque creo que hay que renovar la dirigencia política en la provincia".

En una charla amena con El Comercial, el principal candidato de la oposición al oficialismo provincial habló sobre los proyectos del Frente que encabezará, su visión sobre los problemas de Formosa y Argentina y explica porqué incursionó en la política.
¿Cómo van a programar la campaña electoral?

La campaña va a tener dos facetas: una interna de acomodamiento y logística; se debe trabajar en el discurso y contenido de los mensajes, además de terminar de coordinar acciones. La otra faceta será la externa, que consistirá en mostrarle a la ciudadanía cuáles son nuestras propuestas.

Debemos explicarles que hay cosas que están bien en Formosa y pueden mejorarse y mostrarle que hay cosas que están muy mal.Pretendemos llegar a la gente explicándole que no se puede hacer lo mismo de estos años y obtener diferentes resultados.

¿Qué se plantean como frente ante estas elecciones?

Tenemos que plantearnos varias cuestiones: si el pequeño productor formoseño está bien o mal, si el docente está bien o mal. En cada una de las ramas nos encontramos con que hay cosas que son posibles de mantener y que tienen un valor intangible como sociedad: consenso, diálogo sin confrontación, federalismo, institucionalidad. Son pautas básicas a partir del cual hablamos de lo demás.

¿Qué cosas que estén pasando le preocupa de nuestro país?

Hoy nuestro país no es serio porque dice una cosa y hace otra, porque llaman a los embajadores para vender y exportar e inmediatamente cerramos las exportaciones.

No puedo entender cuando los países que están a nuestro alrededor como Brasil, Uruguay o Chile se insertan en el mundo y nosotros seguimos estableciendo relaciones únicamente con el presidente venezolano Hugo Chávez.

Debemos defender la República con la división de poderes porque hoy el Poder Legislativo está avasallado tanto o más que el Judicial.

Visión de la provincia

¿Y cómo se baja este diagnóstico a la realidad provincial?

A mi me gustaría que mi provincia deje de ser una isla en el Congreso y constituya bloques regionales más allá del signo político que tengan los diputados del Chaco, de Salta, Santiago del Estero. Creo imprescindible unirnos las provincias porque actuando como bloque ganamos peso en las discusiones y solucionaríamos problemas que son comunes a todo el Norte.

¿Esta situación es inexistente hoy?

Yo nunca vi que se haya trabajado en los problemas comunes de la región. La gran lucha que se llevó allá lejos y hace tiempo entre unitarios y federales, hoy se puede manifestar en que este país es federal desde lo constitucional, pero unitario desde la realidad porque el poder real se centra en Buenos Aires.

Hoy los formoseños trabajan para que los bonaerenses la pasen bien y acá a nadie le importa mientras los Kirchner manden plata.

¿Qué opina de las candidaturas testimoniales?

El tema de las candidaturas testimoniales es vergonzante porque dentro de unos meses, los que accedan a una banca por parte del kirchnerismo tendrán la legalidad suficiente para ocupar un lugar en el Congreso pero no tendrán legitimidad, porque muy pocos de los que votan saben hoy en día quien entrará cuando empiece la renuncia masiva para seguir en sus funciones.

¿Qué diagnóstico hace de la situación económica de Argentina?

El país está parado por el antojo de los Kirchner. El campo es uno de los motores de la economía y poca importancia se le da a nivel nacional. Un ejemplo claro es que la crisis mundial impactó medianamente en el país y sin embargo se le da importancia a las consecuencias de los despidos en la industria automotriz que a los del rubro alimento, pero no se dice nada de los despidos en el campo, donde se cuentan por centenares y desaparecen pueblos.

¿Hay un solo origen de estos problemas?

Estos problemas surgen de una ley de coparticipación federal que debe ser revisada para que las provincias reciban exactamente lo necesitan y les corresponde. Todo esto debe ser revisado.

Comentá la nota