Aceptan revisar la capacidad máxima en los bares de Alem

Aceptan revisar la capacidad máxima en los bares de Alem
Achicar la brecha entre la ocupación máxima admitida y la cantidad de gente que queda fuera de los locales y que por eso no consume, es la preocupación que desvela a los comerciantes.
Las autoridades de la Dirección de Bomberos hicieron pública su predisposición para realizar una nueva evaluación en los locales nocturnos de la calle Alem con el objetivo de reconsiderar el factor de ocupación otorgado a algunos bares y pubs, en respuesta el reclamo de sus propietarios, que vienen cuestionando el modo en el que se implementa esta disposición que limita la cantidad de público que puede permanecer dentro de un comercio.

Este fue uno de los resultados más relevantes a los que se arribó durante las sucesivas reuniones realizadas en el ámbito del Concejo Deliberante para analizar la problemática de la calle Alem. El oficial principal de Bomberos, Pablo Pérez, planteó ayer ante quienes integran esta mesa de trabajo -conformada por funcionarios municipales, policiales, concejales y dueños de los bares- que recibió una autorización de sus superiores desde La Plata para hacer nuevos estudios en los locales, con el propósito de revisar los factores de ocupación ya otorgados.

Con esto apuntarían a dar respuesta a las inquietudes de los comerciantes involucrados en el tema, quienes durante las últimas semanas hicieron permanentes cuestionamientos contra la medida de controlar el factor ocupacional en el interior de los boliches, reclamando la revisión de su aplicación y sus fundamentos.

Según Pérez, Bomberos podrían volver a visitar los negocios para analizar si existen errores en la determinación de los factores de ocupación y, eventualmente, corregirlos. También se podría admitir que -bajo ciertas condiciones de seguridad- se sumen algunas variables que permitan ampliar la capacidad máxima de los boliches. Concretamente mencionó la posibilidad de considerar espacios como terrazas o patios para que, siempre y cuando reúnan los requisitos, aporten más metros cuadrados que les permitan a los comerciantes hacer ingresar a una mayor cantidad de clientes sin caer en infracción.

Si bien esto no significa de por sí que vaya a ser ampliada la capacidad de todos los locales, al menos el compromiso de los Bomberos fue interpretado como un gesto tendiente a descomprimir la controversia.

Al respecto el subsecretario de Control de la comuna, Adrián Alveolite expuso una clara postura del municipio sobre este tema. El funcionario señaló que la Municipalidad se sumará a la tarea de evaluación que hagan los bomberos y les advirtió a los comerciantes que "si bien por un lado tienen derecho a comerciar" la comuna "no está dispuesta a poner en riesgo derechos como el derecho al descanso, a la vida, a la salud o la integridad física de las personas".

Además trajo a colación el resultado de algunas inspecciones realizadas recientemente, considerando "inadmisible" que "se detecte a más de 700 personas en lugares habilitados para 200".

Taxis y horario de cierre

Durante las tres reuniones que mantuvo esta mesa de trabajo, la discusión en torno al factor de ocupación fue la más controvertida. En más de una oportunidad quedó en claro que esta disposición constituye para los comerciantes una limitación que, al ser cumplida a rajatabla, reduce su recaudación.

El jefe del área de Nocturnidad de la comuna, Fabián Pulti, hizo ayer referencia a las cifras estimativas del movimiento que se registra en las noches de verano en la zona de Alem, a donde llegan a concurrir unas 30 mil personas. El funcionario precisó que si se suma la capacidad de público de todos los bares y pubs de la zona, se llega a la conclusión de que en su interior no puede haber más de 4700 clientes de manera simultánea. Por lo tanto los dueños de los bares y pubs están obligados a rechazar cada noche una importante demanda de clientes que sólo pueden ingresar a los negocios violando las disposiciones vigentes. Al margen de analizar las implicancias del factor de ocupación, durante la jornada de ayer se evaluaron otros aspectos de la actividad nocturna que se desarrolla en Alem, en especial, en la vía pública. "El resultado fue muy positivo porque fue la primera vez que se sentaron todos los involucrados en el tema y se elaboraron algunas opiniones, conclusiones y recomendaciones", explicó a LA CAPITAL el presidente del Concejo Deliberante, Marcelo Artime. Según el concejal, en las próximas 24 a 48 horas será redactada un acta en la que se resumirán las conclusiones de la mesa de trabajo.

"Se han resuelto cuestiones de mediano plazo como la de revisar los factores de ocupación y otros temas operativos para mejorar la situación desde los próximos días", explicó Artime.

Una de las decisiones que se adoptó fue la de establecer nuevas paradas de taxis en las calles aledañas a Alem y modificar los recorridos de las líneas de colectivos para agilizar el ingreso y egreso de público a la zona. Asimismo se acordó trabajar para que todos los locales de la respeten el compromiso de cerrar sus puertas a la misma hora.

Los dueños de bares y pubs plantearon que desde hace tiempo ellos concluyen sus actividades a las 5.30, por lo que sería lógico que tomaran la misma conducta los propietarios de otros negocios gastronómicos para asegurar que a más tardar a las 6 no haya más gente deambulando por la zona.

Reunión para tratar el transporte

a la salida de locales bailables

Hoy a las 11 se realizará una reunión en el Concejo Deliberante en la que se tratará la problemática que se suscita con relación al transporte público a la salida de los locales de diversión nocturna. La convocatoria fue realizada por el presidente de la Comisión de Transporte y Tránsito del HCD, Fernando Rizzi, quien dijo: "Hemos recibido la preocupación de usuarios, comerciantes y vecinos de las zonas donde hay locales de distracción nocturna -sobre todo zonas de bares, pubs, discos- en cuanto a la insuficiencia de los medios de transporte que permitan en un tiempo razonable evacuar los respectivos sectores".

Por tal motivo, explicó que se invitó a la Cámara de Restaurantes y Bares de Alem, a la Secretaría de Gobierno, empresarios del transporte urbano de pasajeros, propietarios de taxis y agencias de remises; a fin de plantear la posibilidad de reforzar la presencia de transporte público en las últimas horas de funcionamiento de los locales y con posterioridad al horario de cierre. "Todo ello para facilitar y garantizar el regreso de las personas a sus hogares, y de algún modo mitigar el impacto de la presencia de personas en la vía pública, sobre todo en zonas conflictivas como Alem", explicó.

Asimismo el concejal comentó que "están iniciando una ronda de diálogo que proseguiremos en las próximas reuniones con otras entidades, a fin de avanzar en la solución de la temática, en este caso en lo puntual relacionado con el servicio de transporte".

La inquietud surgió a raíz de las reuniones que se vienen desarrollando en los últimos tiempos vinculadas con el ordenamiento de la zona de Alem.

Comentá la nota