Se acentúa el reclamo de los tareferos

OBERÁ. Acusaciones y responsabilidades cruzadas se vertieron ayer durante la tercera jornada del reclamo de los tareferos, aunque no se avanzó en soluciones y siguieron incrementándose las carpas negras al borde de la ruta.
El último sábado, los peones rurales se instalaron en la rotonda del kilómetro 8, en el ingreso a esta localidad, en reclamo de un subsidio por el período interzafra de yerba mate y de bolsones alimentarios comprometidos por el Gobierno de la Provincia.

A primera hora de ayer, un grupo de tareferos se dirigió a la Municipalidad para solicitar alguna asistencia alimentaria que les permita paliar en algo la falta de ingresos a la que están sujetos desde principios de mes, cuando culminó la cosecha yerbatera.

“Se terminó la tarefa y ni changas hay, está todo parado. Tampoco nos dieron las bolsas de la provincia ni hay novedad del subsidio, por eso estamos desesperados y recurrimos al municipio”, comentó Evangelina Silva.

Más allá de algún paliativo transitorio, desde el área de Desarrollo Humano se comprometieron a gestionar ante la provincia la ayuda necesaria para cientos de familias que quedaron sin su principal ingreso económico.

Al respecto, Silva señaló que “la mayoría de las familias son numerosas y necesitamos una respuesta urgente”.

Apuntan a la provincia

Por su parte, el intendente Ewaldo Rindfleisch señaló que tomó contacto con el ministro de Bienestar Social, Joaquín Losada, quien “se comprometió que en el transcurso de esta semana o la que viene le darán una respuesta a los tareferos”.

“Nosotros estamos intermediando nada más, porque en los últimos años el Ministerio se hizo cargo de la entrega de alimentos en la época entre cosechas. Paralelamente, estamos viendo cuál es nuestra capacidad de ayuda”, agregó el alcalde.

Carmelo Rojas, delegado local de la Unión Argentina de Trabajadores Rurales y Estibadores (Uatre), consideró que la “la provincia tiene que dar respuestas, gestionando ante el Estado Nacional, el Inym o con quien corresponda”.

Incluso, Rojas consideró que el Inym cuenta con un presupuesto que le permitiría afrontar una ayuda concreta para los peones rurales.

Comentá la nota