Se acentúa en el mundo el impacto en la economía real

Las exportaciones chinas sufrieron su peor caída en 10 años; sigue la ola de despidos
LONDRES.- En una jornada que dejó en evidencia nuevamente los devastadores alcances de la crisis financiera global en la economía real, China informó que sus exportaciones sufrieron su peor caída en una década, la cantidad de desempleados en Gran Bretaña llegó a su máximo en 11 años y varias empresas de distintos países anunciaron la eliminación de miles de puestos de trabajo para reducir sus costos.

En medio de las crecientes presiones al gobierno para impulsar el desacelerado crecimiento económico, las exportaciones chinas cayeron un 17,5% en enero respecto del mismo mes de 2008, la tercera baja mensual consecutiva, según datos difundidos por la Administración General de Aduanas. JP Morgan señaló que fue la mayor declinación mensual de ese índice desde octubre de 1998.

Las ventas de productos chinos a Europa bajaron en enero 18,7%; a Estados Unidos, 15,2%, y a Japón, tercer socio comercial de Pekín, 28%.

Además, las importaciones de la tercera economía mundial se hundieron un 43% el mes pasado, lo que refleja una caída en la demanda de componentes extranjeros usados por industrias exportadoras chinas y una fuerte baja del consumo interno. De todas formas, analistas dijeron que la caída de estos indicadores no fue tan severa debido al feriado del Año Nuevo Lunar, en el que muchas empresas cierran durante una semana.

"En los próximos trimestres los vientos en contra derivados de la débil demanda externa serán extremadamente fuertes, y por eso prevemos que el crecimiento económico empeorará", dijo Qing Wang, economista de Morgan Stanley en Hong Kong.

En Gran Bretaña, en tanto, se desataron ayer nuevas protestas contra la contratación de trabajadores extranjeros, que coincidieron con el anuncio del gobierno de que el desempleo alcanzó en el último trimestre del año pasado su máximo desde 1998.

Entre octubre y diciembre últimos, 146.000 habitantes se sumaron al índice de desocupación, que llegó así a 1,97 millones de personas (6,3%), según la Oficina Nacional de Estadísticas.

Las sombrías cifras del desempleo fueron reveladas al tiempo que el Banco de Inglaterra anticipó que la economía británica se contraerá un 4% interanual este año y enfrentará una "profunda recesión", antes de empezar a crecer de nuevo en 2010.

A la luz de esos datos, los expertos reafirmaron sus previsiones de que el número de desempleados puede llegar a tres millones a fin de año.

Ayer, cientos de obreros de la construcción de la planta energética de Staythorpe, en Lincolnshire, dejaron de trabajar para expresar su oposición a la contratación de extranjeros. Las protestas se produjeron luego de un paro de más de una semana en una refinería en Lindsey por el mismo motivo.

Ola de despidos

En otro reflejo del impacto en la economía real, la ola de despidos continuó ayer en varias empresas del mundo. Tras informar pérdidas por más de 5000 millones de dólares en el último trimestre del año pasado, el banco holandés ING anunció que eliminará 2700 puestos de trabajo.

Por su parte, la segunda mayor compañía automotriz de Europa, Peugeot Citroën, informó que recortará hasta 12.000 empleos y reducirá en una quinta parte su producción, después de dar a conocer pérdidas por 444 millones de dólares en 2008.

Pese a las acusaciones de proteccionismo, el gobierno francés reiteró ayer su voluntad de mantener su plan de apoyo a la industria automotriz, de 7700 millones de dólares.

Además, Nokia, el mayor fabricante de celulares del mundo, anunció el despido de 410 empleados y la suspensión temporal de otros 2500.

Agencias AP, AFP, Reuters y EFE

Cumbre extraordinaria de la UE

* BRUSELAS (AFP).- La Unión Europea (UE) celebrará una nueva cumbre extraordinaria sobre la crisis financiera el próximo 1° de marzo en Bruselas, con el objetivo de luchar contra el proteccionismo, un área en la cual Francia concentra las críticas. El primer ministro checo, Mirek Topolanek, cuyo país ejerce la presidencia semestral de la UE, subrayó que la intención de la cumbre es "reforzar la coordinación en la UE contra la crisis" y, aunque, sin citarla directamente, cargó varias veces contra Francia por su controvertido plan de ayuda al sector automotor.

Comentá la nota