Se acentúa el debate por la cuotificación pesquera

El debate en la pesca parece no terminar nunca, y el permanente y claro enfrentamiento de modelos congelador-fresquero se acentúa y polemiza cada vez que la coyuntura se complica sea por cuestiones de recursos, de finanzas o de mercado.
Esta semana la Cámara de la Industria Pesquera Argentina (CAIPA) y el Consejo de Empresas Pesqueras Argentinas (CEPA) salieron al cruce de las declaraciones del presidente de la Sociedad de Patrones de Pescadores, Luis Ignoto, quien viene cuestionando la aplicación de la cuotificación de algunos recursos pesqueros, tal como lo marca la Ley Federal de Pesca.

Ambas cámaras subrayaron que la implementación de las cuotas responde a la decisión del Estado de hacer cumplir lo que indica la ley e hicieron notar que ninguna de las especies alcanzadas por esta medida constituye un recurso para la flota representada por Ignoto por el simple hecho de que ninguna lancha amarilla está en condiciones operativas de capturarlas. Por esa razón calificaron de "llamativa" su intervención en el tema.

A través de un comunicado, Caipa y Cepa explicaron que "tras un largo proceso de debate y análisis, el Estado nacional finalmente decidió poner en práctica el sistema de cuotas individuales transferibles de capturas, cumpliendo así con lo que indica el artículo 27 de la Ley Federal de Pesca, sancionada hace ya 12 años por el Congreso de la Nación Argentina". En este sentido ambas entidades precisaron que "la medida, en primera instancia, será aplicada sobre la polaca, la merluza de cola y la merluza negra a la vez que las autoridades ya anticiparon que también harán ingresar a este sistema a la merluza hubbsi". Caipa y Cepa aseguraron "compartir y apoyar" la decisión para que así "la administración de los recursos pesqueros quede encuadrada dentro de la ley", poniéndole "fin a un largo período de precariedad".

Las cámaras señalaron que dentro de la industria pesquera existe un "amplísimo consenso" en relación a este tema, pese a lo cual la Sociedad de Patrones ha planteado reparos. En este sentido señalaron que las "consideraciones" formuladas por su titular "provocaron sorpresa por su extemporaneidad y por los argumentos, propios de quienes parecieran querer evitar que la pesca argentina consolide un marco legal para la administración de sus recursos, con basamentos técnicos y jurídicos sólidos y transparentes.

Recurriendo a apreciaciones políticas y alertando sobre el supuesto riesgo que las CITC provocaría entre sus asociados, Luis Ignoto, hizo saber su desacuerdo con la cuotificación, la cual fue legislada por el Congreso, reglamentada por el Poder Ejecutivo y consensuada en el marco del Consejo Federal Pesquero", indicaron Caipa y Cepa.

Además subrayaron que la aplicación de las cuotas anunciada por el Estado "hace referencia a recursos que no constituyen las especies objetivo de las tradicionales lanchas amarillas con cascos de madera, que realizan la esforzada pesca artesanal, carentes de equipamiento electrónico y de avances tecnológicos, y que no pueden alejarse más que unas pocas millas del puerto debiendo mantenerse siempre a la vista de costa. Ninguna de estas embarcaciones radicadas en el puerto de Mar del Plata cuenta con capacidad operativa que les permita acceder a la pesca de polaca, merluza negra o merluza de cola, cuyos caladeros se encuentran en alta mar a muchos cientos de kilómetros del puerto base en medio del Atlántico Sur. Esa es una de las razones por las que no dejan de llamar la atención las consideraciones hechas por la Sociedad de Patrones. Estas apreciaciones que carecen de sustento técnico, no hacen más que proponer un escenario de conflictividad dentro de un sector que viene esforzándose por armonizar sus intereses".

Una opinión

La respuesta se dio por la reciente intervención de la Sociedad de Patrones Pescadores de Mar del Plata quien emitió su posición respecto a un sistema de cuotificación nacional diciendo que "dicho sistema es una herramienta usada para asegurar eficiencia económica en una pesquería, pero no asegura sustentabilidad biológica ni equidad social, pues en general el sistema crea un grupo de pescadores de elite, usualmente centralizados geográficamente, con quienes se puede negociar más fácilmente. Algunos sostienen que se trata de una solución limpia y ordenada para problemas desprolijos". Si bien las lanchas amarillas no estan perjudicadas directamente como dicen las cámaras por las especies involucradas en particular, si están en condiciones de opinar sobre la administración de la pesca nacional en general. Entre otras cosas lo que trata de exponer Patrones es una estrategia muy comentada en determinado momento y que pondría en valor a las empresas en condiciones de negociar, a partir de la cuotificación, sus empresas con permisos y capturas incluidas.

Comentá la nota