Se acentúa y alarma la sequía en las zonas Centro y Sur de Misiones.

: Desde las cooperativas piden a los usuarios que usen el vital líquido para lo más necesario, sobre todo porque se estima que recién en quince días habrá lluvias. Plantaciones y animales, muy afectados en las chacras
Posadas y Corresponsalías. En las localidades de las zonas Centro y Sur de la provincia la sequía se agrava y hasta las alternativas ya casi se agotaron para cubrir la demanda. En las colonias la situación se complica aún más, las pasturas y plantaciones están muy afectadas, la preocupación de productores es que actualmente dependen del suministro que llega en camiones cisternas, para la chacra y para dar de beber a los animales. El pronóstico tampoco es alentador, las lluvias se anuncian para fin de mes.

"La falta de agua en todos los sectores es desesperante", dijo muy preocupado el intendente de Panambí, Joaquín Olivera. En esa localidad hay cinco tomas de agua para la zona urbana que están prácticamente secas, y la gente que reside en los kilómetros 7 y 8 es la más afectada. Pero los bebederos para animales, aljibes y perforaciones también se secaron en las colonias y la Municipalidad trata de atender las necesidades enviando agua en camiones cisternas que se abastecen del río Uruguay.

El jefe comunal señaló que "no es agua potable, pero por lo menos sirve para los animales y algunas cuestiones de la casa".

Olivera precisó que la comuna cuenta con dos camiones cisterna y que tienen que realizar aproximadamente un trayecto de 15 kilómetros hasta la zona urbana para entregar el agua. "Hace una semana que se empezó a sentir con más intensidad la sequía y cuando llega el camión la gente carga en lo que tiene disponible, tachos, tanques, palanganas", describió.

En la zona de Apóstoles, los productores reclaman la realización de pozos perforados para paliar la situación, además recordaron que el pedido es de vieja data.

Juan Ramón Potréala, secretario de la Producción, indicó que "la situación en general es grave en cuanto a la sequía, estamos en meses en los cuales tendríamos que estar realizando reservas de agua y esto no se está produciendo y se avizora un invierno muy feo".

El funcionario señaló que "esta situación no se da hace mucho tiempo, vertientes que no secaban y que hoy desaparecieron, esto compromete al normal desarrollo de la actividad de cada colono".

Recomendaciones

Potréala recomendó para cuidar la poca agua que queda en las vertientes, no tocar las nacientes de las mismas, realizar una limpieza liviana evitando realizar alguna fuga y secar la misma, lo habitual es plantar alguna especie nativa y dejarlo como está.

El municipio de Apóstoles, a través de Obras Públicas, está colaborando con los colonos y trabaja con la retroexcavadora para hacer algún reservorio de agua. A diario se acercan los productores intentando ver cómo se puede encarar la falta de agua, no sólo ahora, sino también para los próximos años buscan una solución. Potréala dijo que se solicitó a Obras Públicas de la Provincia la realización de diferentes cuencas en la colonia, con el fin de hacer un pozo perforado para luego -a través de redes- llevar a los productores más próximos el vial líquido.

Desde la Cooperativa de Agua y Servicios, el gerente Alejandro Royo detalló que: "Nosotros estamos entregando de acuerdo a las necesidades de los colonos a 2, 13 pesos el costo de los mil litros de agua, ese es nuestro costo en agua potable, pero si el colono desea el agua sin procesar se acerca a la planta y lo retira sin costo alguno".

Con el tema de la sequía muchos vecinos vieron bajar el nivel de sus pozos y esto hizo que creciera los pedidos de nuevas conexiones.

"Es constante el pedido de productores y colonos que necesitan el vital líquido tanto para el ganado como para uso propio", dijo el gerente.

"En cuanto a la red estamos trabajando al límite, en estos momentos estamos recorriendo los arroyos para ver las condiciones en que se encuentran porque mermó considerablemente a partir del fin de semana y el sábado se llegó a un pico elevado de consumo que nos preocupó y pediremos que cuiden más el líquido

El secretario de Gobierno, Jorge Holot, comentó que "esta sequía esta afectando muchísimo a la zona y estamos teniendo una gran cantidad de demanda de agua por parte de la colonia, tanto para los animales como para consumo humano. Estamos atendiendo a medida de nuestras posibilidades a toda la gente".

Un camión de agua: 70 pesos

Mientras en algunas localidades, como Panambí, el envío de agua es gratuito, en otras, como Apóstoles, la comuna cobra 70 pesos el flete del camión cisterna, con una capacidad de 10.000 litros.

En Apóstoles, los vecinos que deseen hacer uso del camión cisterna deben acercarse a las oficinas de Obras Públicas, inscribirse, luego pasar a Recaudaciones y abonar los 70 pesos, de esta forma será incluido en la lista para la utilización del servicio.

Emergencia en Oberá y Alem

Ante la dramática disminución del caudal del arroyo Ramón en Oberá, principal curso que provee a la red de agua potable local, el Concejo Deliberante obereño aprobó ayer sobre tablas la declaración de emergencia hídrica en esta localidad.

Dicha iniciativa contempla el diseño de una serie de medidas en conjunto entre la Municipalidad, la Cooperativa Eléctrica Limitada de Oberá (Celo) y el deliberativo, organismos que en los próximos días darán a conocer un plan de contingencia.

En principio, la recomendación básica para los habitantes es el uso racional del vital líquido, sobre todo considerando el desalentador pronóstico del tiempo y la persistencia de la sequía.

Tras interiorizarse al respecto con las autoridades de la Celo, Daniel Behler, presidente del Concejo Deliberante, señaló que "esta prolongada sequía que venimos padeciendo hizo que el cauce del Ramón, que ya venía bajo, haya bajado aún más y afecte la toma de agua".

"Por eso, gran parte de lo que saca del arroyo es barro y aire, y se cree que de persistir la sequía la próxima semana habría cortes totales en el suministro", alertó el edil en diálogo con El Territorio.

Incluso, Behler recordó que las últimas y escasas precipitaciones fueron absolutamente insuficientes para recuperar el cauce del arroyo.

Para dimensionar la gravedad de la situación, vale mencionar que el Ramón aportaba un promedio de 500 mil litros hora, cifra en las últimas semanas descendió a menos de 400 mil.

"A su vez, la perforación del Acuífero Guaraní aporta 100 mil litros hora, lo significa el 25 por ciento del total disponible, y de ahí también la urgencia para realizar una segunda perforación", subrayó Behler.

Crisis del agua

La concejal de Oberá, Mónica Montoya, hizo hincapié en la necesidad de tomar conciencia comunitaria sobre el cuidado del agua y adelantó que el plan de contingencia contemplará la recuperación de vertientes y pozos, como así también de cursos alternativos para tareas específicas, tales como construcción y provisión de agua para los bomberos, entre otros.

"Son medidas para que la gente tome dimensión de la grave realidad", señaló la edil.

La falta de agua se reitera en diferentes puntos, como en Guaraní, en donde se secó del todo el lago que abastece a la ciudad.

Al respecto, Juan Ferreyra, tesorero de la Mutual Andrés Guacurarí, comentó que "la poca cantidad de agua no alcanza para poner en funcionamiento ni una bomba, lo que prácticamente la planta potabilizadora está fuera de servicio". Durante el fin de semana, los operarios trabajaron para concretar un ensamble que lleve agua a la zona más alta del pueblo, pero sin resultado positivo, lo que obliga a realizar cortes rotativos para garantizar una mínima provisión de agua.

La escasez de agua ya es un problema grave en esta ciudad y la Cooperativa de Electricidad de Alem (Cela), prestataria del servicio a más de 5 mil familias informó que se estaba pidiendo en las próximas horas "tanto al Concejo Deliberante como al departamento Ejecutivo la declaración de emergencia hídrica", dijo Dante Genessini.

En Jardín América, el gerente de la cooperativa de agua, Ernesto Faccendini, comentó a El Territorio que es crítica la situación por la sequía. Debido al bajo caudal del arroyo Tabay, donde está la toma, se solicitó a los usuarios que racionalicen e incluso se advirtió que a las personas que "derrochan" pueden recibir una multa. En ese sentido se precisó que está prohibido el lavado de vehículos, veredas y riego de césped y calles.

Asimismo, el avión hidrante del Plan Nacional de Manejo del Fuego ayer también realizó varias descargas para frenar incendios en las zonas de Centinela y en Concepción de la Sierra.

Comentá la nota