Aceleran la reprogramación de la deuda provincial

En gobierno del Chaco avanzará esta semana en Buenos Aires en procura de definir la asistencia nacional en la reprogramación de vencimientos de la deuda, para aliviar la situación financiera afectada por la caída de la coparticipación federal.
Se trata de una definición crucial que se da cuando recrudece la presión sobre el Presupuesto desde el Poder Judicial y el Legislativo.

Mientras el gobernador Capitanich ratificaba la imposibilidad definitiva de aumentar el gasto corriente, la Cámara de Diputados aprobó aumentos salariales para sus empleados, y el personal de la Tesorería y la Contaduría General de la provincia. También el Poder Judicial adelantó su intención de conceder un nuevo aumento salarial a su personal y advirtió sobre los problemas de las dificultades financieras que tiene la administración de justicia, por el atraso en la asignación de las cuotas de su presupuesto.

Las gestiones para lograr más fondos nacionales vía la reprogramación de vencimientos de la deuda, se completarán esta semana en medio de la presión de todas las provincias.

El reclamo de las jurisdicciones podrá completar además esta semana la presentación de un proyecto del Poder Ejecutivo para modificar la Ley de Responsabilidad Fiscal o suspender su aplicación para los años 2009 y 2010, según trascendió en medios nacionales.

Reprogramación urgente

El gobernador Capitanich comentó haber estado junto al ministro de Economía Eduardo Aguilar con la Subsecretaria de Relaciones con las Provincias del Ministerio de Economía de la Nación Nora María Fraccaroli, ajustando los términos del Programa de Asistencia Financiera (PAF) para el año que viene.

En realidad, el pedido del Chaco y de varias otras provincias es que se reprogramen los vencimientos de este año, incluyendo los servicios de intereses. El PAF del 2010 podría presentar aun la sorpresa mayor de la suspensión total de los servicios por ese año, según la pretensión que consensuaron las provincias.

El pasivo global de todas las provincias asciende a $ 99.000 millones y el 71% es con la Nación. Pero los vencimientos para 2009 rondan los $ 15.000 millones. Muchas provincias tienen problemas para hacer frente a ellos, porque se quedarían sin resto para pagar sueldos.

El PAF es el mecanismo ideado para reprogramar los vencimientos de los Bonos Garantizados con los que la Nación canjeó y unificó toda la deuda provincial en la crisis del 2001. El Chaco logró este año que se reprogramaran el 60 % de los vencimientos del capital y sigue recibiendo descuentos por los intereses y el capital no reprogramado, que rondan los 52 millones de pesos mensuales. La reprogramación de la deuda provincial canjeada por la Nación con sucesivos PAF determinó que hoy sea la acreedora de más del 80% de la deuda de las provincias, por lo que tiene potestad para decidir suspender el cobro temporalmente.

La suspensión del descuento por goteo de los servicios de la deuda, podrá aportar a la provincia unos 150 millones hasta fin de año, poco menos de la mitad de los recursos que restó al Presupuesto chaqueño la caída de la coparticipación por la crisis.

El efecto será mucho mayor para el año que viene, cuando el flujo de los vencimientos de la deuda duplique los montos actuales. Por el PAF, la Nación debe girar unos $ 12.000 millones en 2009. Pero el año próximo se duplicarán los vencimientos de las provincias y los envíos deberían crecer a $ 24.000 millones.

Más fondos en trámite

"Estamos manejando varias alternativas" resumió esta semana el gobernador Capitanich sobre las gestiones y planteos que encara la provincia en busca de asistencia financiera.

El menú incluye desde asegurar el flujo de inversiones comprometidas con fondos de la ANSES hasta solicitar más Aportes del Tesoro Nacional a los municipios y la provincia.

En la misma conferencia de prensa de la semana pasada, Capitanich admitió haber solicitado ATN al ministro Florencio Randazo, para aliviar en parte el desfinanciamiento de los municipios. El pedido refleja el reclamo de los intendentes, que piden que se los compense de la quita que reciben en la participación provincial de los fondos nacionales por los servicios de la deuda que se descuenta a la provincia.

Comentá la nota