Aceleran las obras de plaza Italia para que sean inauguradas en el aniversario de Zárate

Forma parte de las cuatro obras que el Ejecutivo municipal pretende inaugurar en el marco del Año del Bicentenario junto al Centro de Formación Profesional "Oscar Melillo" en Lima como instituto de investigación, el Centro Cultural "Tito Alberti" y la digitalización de todo el material del Museo Quinta Jovita.
En ese contexto, el objetivo del Gobierno comunal es que las obras de refuncionalización y puesta en valor de plaza Italia queden terminadas para el 156º aniversario de la creación del partido de Zárate.

La nueva plaza debería haber sido inaugurada en octubre de 2009 ya que el Plazo de obra, según el convenio, era de 120 días y el proyecto fue dado a conocer en junio del año pasado, un mes maratónico de anuncios. Sin embargo, por diversos motivos, entre ellos recursos de amparo, desprolijidades administrativas que cubrieron de un manto de sospecha el proceso de licitación y adjudicación de las obras y hasta un pedido de interpelación a funcionarios por este motivo, hicieron que la ejecución de las mismas fuera mermando en ritmo hasta quedar paralizadas por un tiempo.

Ahora, el Municipio acelera su ejecución a fin de realizar en el nuevo anfiteatro Homero Expósito el cronograma de espectáculos que tiene programado para celebrar el aniversario del partido.

Con un presupuesto oficial de 248 mil pesos para la primera etapa, financiada con fondos nacionales a través del programa "Obras para Todos los Argentinos", las obras incluyen la puesta en valor de todo el espacio físico.

Se trata de 8.000 metros cuadrados y un Anfiteatro de 100 metros cuadrados.

Ya fueron construidos el escenario fijo, los vestuarios y los baños, aunque todavía siguen trabajando en su finalización y detalles. También incluye un depósito y una sala de sonido con el objetivo de que los espectáculos se brinden con seguridad, eliminando la precariedad al momento de montar el show y que los artistas tengan un lugar donde cambiarse antes y después de su función –cabe recordar que en varias ocasiones por este motivo se utilizaban las instalaciones de la escuela ubicada enfrente-.

La plaza cuenta con un equipamiento básico y con un uso definidamente social. En ella se han desarrollado tradicionalmente permanentes actividades de todo tipo, por lo que su refuncionalización fue considerada por la actual administración municipal como absolutamente necesaria para adaptarla al entorno y la realidad social.

Sin embargo, estimuló reacciones adversas, principalmente en el Concejo Deliberante, principalmente porque el Ejecutivo actuó en forma inconsulta sobre una función que le es propia, como la conservación de paisajes y valores locales de interés tradicional, turístico e histórico.

Además, los ediles cuestionaron la forma en la que el Ejecutivo también ignoró la declaratoria como Patrimonio Cultural, Arquitectónico y Urbanístico que protegía a la plaza de reformas que alteraran su infraestructura. Argumento que el Ejecutivo refutó sosteniendo que la única intención era poner en valor el lugar y que en ese contexto no se violó ninguna normativa vigente

Cabe recordar que, por otro lado, un vecino había iniciado una acción de amparo contra la Municipalidad de Zárate que le fuera concedida en un principio por la Justicia que dispuso, en el mes de julio del año pasado, la paralización de las obras que se estaban llevando a cabo. No obstante, al tiempo la medida fue revocada.

A pesar de la controversia generada, el Ejecutivo cuenta con el apoyo de un amplio sector de la comunidad, fundamentalmente de artistas locales, que consideran positiva su puesta en valor aunque, entre otras cosas, la pileta central del anfiteatro haya sido modificada.

Nada parece impedir ahora que las obras avancen y que el Ejecutivo cumpla con su objetivo. En dos meses la empresa a cargo de las mismas debe, además de concluir con el anfiteatro, mejorar la parquización, colocar nueva iluminación e instalar juegos infantiles modernos, entre otras cosas para darle un nuevo valor a este espacio público.

Comentá la nota