Se acelera la danza de nombres para las elecciones legislativas del 28 de junio.

Busti dice que no será candidato y reclamó que la Nación asista a la Provincia. De Ángeli no estará en la boleta.
La danza de nombres con vistas a las elecciones legislativas se aceleró repentinamente luego del anuncio de la Presidenta sobre el adelantamiento electoral que intentará aprobar el Congreso. Para entenderlo, basta considerar que faltan 103 días para los comicios, lo mismo que ocurriría en el cronograma electoral inicial si hoy fuera 14 de julio. Sirve recordar que para esa fecha las diferentes fuerzas políticas tenían previsto tener sus candidaturas definidas.

Sin embargo, en la precipitación de los hechos, aparecen elementos que van configurando el panorama. El jueves, en el programa Periodismo Político de Canal 3 –un sistema de cable que cubre la mayoría de las localidades de Paraná campaña- el productor y dirigente rural cerritense Javier Podversich anticipó que los productores no quieren que el dirigente Alfredo de Ángeli sea candidato. Inmediatamente los teléfonos del canal comenzaron a sonar recogiendo muestras de agrado por esa decisión. “Que siga en la trinchera, que ahí sirve más”, o “De qué nos sirve tener un diputado entre 350” fueron algunas de las expresiones de la teleaudiencia de la zona. Ayer Podversich avanzó aún más y confirmó, al sitio Tribuna Abierta, que De Ángeli no será candidato.

“Nunca lo sintió aunque sí lo pensó, debido a la cantidad de propuestas recibidas por parte de la dirigencia política” señaló. También dijo que De Ángeli le indicó que “son muchos los problemas que tienen los productores” y en este momento necesitan de él, por lo que “no puede abandonar a la FAA para dedicarse a la política”.

La definición no sólo influye en la oposición, sino que además impacta en el PJ. Se pueden realizar varias lecturas, pero algunas resultan casi obvias. Sin De Ángeli dispuesto a aceptar una candidatura, la oposición entrerriana ya no tiene enfrente al candidato “indiscutido” para encabezar la nómina opositora, ya que cualquiera de los otros dirigentes no tiene el nivel de conocimiento público que ostenta la máxima figura del ruralismo argentino.

Así, a la hora de sumar dirigentes del campo a la lista opositora, podrá discutirse si será en el segundo o en el tercer lugar de la lista, pero el radicalismo no cederá el primer lugar.

A ello hay que sumarle que los productores entrerrianos señalan cada vez con más fuerza que no los convence un éxodo masivo de sus dirigentes hacia la política, y que dirigentes radicales de la talla del ex gobernador Sergio Montiel opinan que no es necesaria la implantación dirigencial porque el radicalismo tiene numerosos afiliados vinculados a la actividad agropecuaria.

También se siente en el justicialismo la decisión que se le atribuye a De Ángeli, ya que la abstención del reconocido ruralista le resta argumentos a quienes sostenían que el ex gobernador Jorge Busti era el único dirigente con peso suficiente como para enfrentarlo con éxito.

Busti, que en algunas oportunidades dejó abierta la posibilidad de aceptar una candidatura, ayer lo rechazó tajantemente, como lo viene haciendo desde el viernes, cuando se conoció la intención del Gobierno.

“No soy candidato, (aunque) si me convocan a una mesa de consenso voy a participar activamente aportando ideas para diseñar la mejor estrategia electoral para el triunfo del peronismo”, explicó en declaraciones difundidas por su equipo de prensa.

“No estoy pensando en candidaturas ni nada por el estilo porque algún dirigente quiera, por comodidad, por convencimiento, porque quieran o no que yo sea candidato”, agregó intentando cerrar todas las puertas. “Yo tengo un mandato, soy un dirigente con responsabilidad, entiendo las razones del adelantamiento de las elecciones. Hoy hay una oposición que bastardea todo esto, y en ese sentido, apoyo el adelantamiento. En el lugar donde esté, voy a militar y donde me llamen voy a ir, pero candidato no soy”, enfatizó.

Se supone que esa convocatoria existirá de parte del presidente del PJ nacional, Néstor Kirchner, y del gobernador, Sergio Urribarri, en la provincia. Los que intentan una lectura más profunda de los dichos de Busti, señalan que su aporte de ideas no incluye la sugerencia de posibles candidatos, con lo que bajarían las chances del ingeniero agrónomo Daniel Welschen, a quien Busti promueve como parte de una oferta electoral atractiva para el campo.

Otros, que también tratan de indagar más allá, creen que el ex mandatario está tratando de garantizar que, si finalmente se postulara, todo el justicialismo trabajará en la campaña. Esto se entiende si se considera que en la interna del pago chico en algún momento se especula con que una derrota o un triunfo ajustado de la lista de Busti lo dejaría fuera de carrera para 2011.

Sin embargo, los que vieron al presidente de la Cámara de Diputados anoche en un reportaje televisivo en los estudios de Canal 9 Litoral advirtieron que el ex gobernador habló de una campaña en la cual es necesario distender la relación con el campo y reclamó que el gobierno nacional les de “una mano” a las provincias en lo que tiene que ver con el pago de los salarios y acción social. “Más que obra pública, lo que se necesita es certidumbre para la gente de que va a cobrar, que va a haber comedores, y que todas las partidas para los servicios esenciales estén en tiempo y forma”, indicó.

Radicales. El congreso radical del sábado le dio mandato al Comité Provincial para que diagrame el cronograma electoral de modo de llegar a las elecciones de junio con todos los requisitos de la vida interna cumplidos. Eso incluye la interna, más allá de que se habló mucho de una lista de consenso, de la que después deberían bajar a algunos si se conforma la alianza con el socialismo y se le otorgan lugares a ese sector.

Por ahora los radicales con aspiraciones a ser candidatos a diputados nacionales son Fabián Rogel, del grupo que lidera el senador nacional Arturo Vera; Sergio Varisco, que concluye en diciembre su actual mandato de diputado; Atilio Benedetti, que fue propuesto por el presidente de la UCR nacional Gerardo Morales; Luis Kirpach, que preside la mesa del congreso radical; Jorge D’Agostino, propuesto por radicales de Paraná campaña, o el ex presidente del Comité Provincial Raymundo Kisser entre otros.

Socialistas. Apenas conocida la ratificación de la política de alianzas por parte del congreso radical, el socialismo salió a saludar la iniciativa sin hacer mayores referencias sobre cómo se organizaría la nómina de candidatos.

Los dirigentes de ese sector consideran que, debido al adelantamiento de la fecha de elecciones, la posibilidad de convocar a una interna es muy reducida (estaba prevista para el 7 de junio) y consideran que lo más probable es que la decisión de las candidaturas la tome un congreso extraordinario del partido.

En tanto, en el radicalismo se comenta que de acuerdo a las consultas extraoficiales se sabe que aunque la nómina corresponda a una alianza de partidos, el segundo lugar de la lista debe ser ocupado por una mujer, por lo que el socialismo terminaría llenando ese casillero.

Comentá la nota