Aceite, oro y petróleo, las estrellas

Por: Silvia Naishtat

Hace algunos unos años que el ranking de empresas exportadoras, que confecciona la especializada revista Prensa Económica, trae pocas sorpresas. Es que de las diez principales compañías, 6 se dedican a la venta de granos y aceites.

Pero lo que para algunos puede ser motivo de crítica por "la primarización" de lo que colocamos en el mundo, para otros como Dan Friel es un salvavidas en estos tiempos de crisis.

Este profesor de la Universidad de San Andrés respira profundo y señala: "Idealmente los productos con valor agregado son lo mejor que le puede pasar a un país, pero mire lo que pasa con el sector de madera y muebles, los pedidos se derrumbaron. Exportar alimentos es una defensa ante esta crisis. La gente tiene que comer, hoy es el turno de lo básico".

Marcela Cristini, de Fiel, imparte otra receta. "Me gustan las exportaciones de todo tipo y color. Argentina necesita una canasta con dos componentes. Uno como el trigo y la carne que le dan una base, dado que siempre son demandados y siempre se pueden producir. Pero también necesita buscar lo que no tiene, como productos diferenciados y mano de obra sofisticada".

De alguna manera se trata de aprovechar la estabilidad que dan el trigo y la soja para vender además productos de última generación a los que se llega con la lengua afuera.

En la cima del listado de Prensa Económica está la multi Cargill, con 4.100 millones de dólares, le sigue YPF, con 2.700 millones y luego Bunge, con 2.680 millones. Minera Alumbrera embarca oro por 1.521 millones, más que Siderca, que logró 1.260 millones con tubos de acero sin costura. En estos casos hubo un impulso por la suba de los precios internacionales que ya no está.

En el top ten la que logró el mayor salto exportador fue la aceitera Vicentín, de capitales nacionales, que escaló del puesto 16 al 8 e incrementó sus ingresos de divisas en 143 por ciento.

Entre las automotrices, Toyota va primera con 1.020 millones de dólares y en bebidas, el podio es para Peñaflor con 88 millones de dólares.

Cuando se les pregunta qué esperan para este año, la mayoría proyecta otro aumento en sus ventas externas. Bunge se juega a duplicarlas y otras como Acindar son mucho más modestas al estimar una leve suba de 1,34 por ciento.

Comentá la nota