ACDE sumó su reflexión porque la crisis no tiene piso, dice Lestani.

El vicario de la Iglesia Catedral, Jorge Lestani, valoró ayer la declaración de la Asociación Cristiana de Dirigentes de Empresa, y dijo que es “un buen aporte” que esa organización participe en el debate sobre cómo afrontar una crisis de la que dijo que “no tiene piso”.
El sacerdote dijo compartir el sentido del mensaje de ACDE, entidad a la que asesora, y rescató sobre todo la apelación que la asociación empresaria hizo a actuar sin mezquindades en el actual contexto.

Situación complicada

Lestani, en declaraciones a FM Universidad, dijo que el momento actual “es complicado, a veces por la situación misma y otras veces por los ánimos exacerbados”, y valoró que el pronunciamiento de ACDE “procura llevar algún pensamiento iluminador, pero también un mensaje de paz, además de una iluminación sobre el tema rural desde la doctrina social de la Iglesia”.

El religioso dijo que frente a la crisis “pasa lo que le sucede a una familia cuando se achica el bolsillo: uno tiene que ver cómo repartir las cargas para que la llevemos entre todos. En la Argentina tenemos lamentablemente la experiencia de que en las crisis el esfuerzo se derivó sólo en algún empresariado menor. Por eso creo qeu ACDE busca abrir un paraguas más amplio, para que todos podamos contribuir a una crisis que es inexorable, que lamentablemente no tiene piso todavía y tiene varios estadíos que no se presentaron todavía en nuestra realidad. Entonces hay que pensar alternativas con el bien común como paraguas”.

En ese contexto criticó a quienes optan por la indiferencia frente a los problemas instalados y en ciernes. “Un solo indiferente quita fuerza para lograr una solución. Yo hablé siempre de las economías alternativas, y hay signos buenos, como lo que hace el Cones con el tema del pacto social, la declaración de Cámara de Comercio diciendo que la rentabilidad de las empresas debe apuntar a mantener el empleo, y ahora esta declaración de ACDE. Creo que vamos sumando reflexiones desde distintos ángulos para ver cómo enfrentar la crisis, que nos va a golpear de manera inexorable. Pero si somos inteligentes creo que nos puede agarrar mejor parados”, planteó.

Lestani insistió en la necesidad de “que todos nos planteemos el tema, y como dice ACDE, sin mezquindad, porque con la mezquindad se salva uno, pero su egoísmo condena a otro. Reaccionar con mezquindad es lo peor que puede pasar”.

Una oportunidad

El sacerdote dijo que el actual “es un tiempo oportunísimo para, de cara al bicentenario, podamos repensar la nación. Si uno lo mira con perspectiva, que nos pase esto en el año previo al bicentenario, es una oportunidad única de repensar lo nacional. Caer en la mezquindad de pensar sólo en ganar una elección sería, en quien lo piense, tener la mente más chica que la de un mosquito”.

“Pero esto requiere de que cada cual, para sumar, haga un esfuerzo fuerte, no tanto de renuncia como de aporte positivo”, agregó, y expresó su preocupación “porque los conflictos no se solucionan con dos o tres discursos o dos o tres reuniones, y lejos de eso se cayó en el caso del campo en una puja tipo River y Boca, que genera muchísima bronca contenida, que es lo que más me preocupa porque no veo una solución de fondo”.

“Ya vivimos la estupidez de cantar en un 25 de Mayo el mismo himno en dos lados distintos y pegándose con los discursos. Ojalá nunca más vivamos un 25 de Mayo así, porque fue muy triste. Pero el campo está parado, la seca pegó muy fuerte, y lo que se espera son medidas de contención humana para gente que volvió a apostar a la siembra y que van acumulando endeudamiento. El Estado ahí tiene que encontrar y marcar salidas, porque hay mucha gente desprotegida que cae en la angustia”, dijo.

Comentá la nota